Traductor

lunes, 4 de julio de 2016

Despedida estival

Estimados lectores y seguidores, coincidiendo con el inicio del mes de julio, la actividad en el Archivo de la Catedral de Murcia se suspende hasta el mes de septiembre. Así mismo, nuestra labor divulgativa la retomaremos en dicho mes, coincidiendo con la reapertura de éste.
Sin embargo, nuestro correo sigue operativo para cualquier consulta que deseen realizarnos.

Les deseamos un verano próspero y renovador, y les esperamos de nuevo en septiembre.

miércoles, 29 de junio de 2016

7000 visitas

Estimados y apreciados lectores, esta semana pasada alcanzamos las 7000 visitas, un hecho por el que en el A.C.M. estamos contentos y satisfechos. Sin embargo, no nos quedamos aquí; esto nos sirve para continuar con nuestra labor divulgativa. Esperamos y deseamos seguir recibiendo vuestras visitas y comentarios.

Gracias por confiar en nosotros.

lunes, 20 de junio de 2016

La Real Carta Ejecutoria de Hidalguía

La Real Carta Ejecutoria de Hidalguía constituye una fuente de información para investigadores de diversas especialidades; archiveros, diplomatistas, paleógrafos, genealogistas, heraldistas, así como estudiosos de otras disciplinas, pueden encontrar una auténtica fuente de noticias, cuya producción abarca desde finales del siglo XV hasta comienzos del XVIII. A pesar de su interés, estas piezas no han sido objeto de un examen detallado y riguroso; algunas muestras son mencionadas en publicaciones de carácter bibliófilo o bien son citadas de pasada como testimonios artísticos, mas no existe un catálogo completo de las mismas que permita conocer el número de las unidades conservadas y sus características específicas.
La Ejecutoria de Hidalguía va encabezada con el nombre del Rey, siendo las sentencias originales firmadas por los  Alcaldes de los Hijosdalgo, los Oidores y los Presidentes que las suscriben. Contenía un resumen del pleito con las alegaciones de las partes y del Fiscal, así como de las pruebas presentadas y la copia de la sentencia en primera instancia, la de apelación o vista y la de suplicación o revista.

El fallo del Tribunal suponía la Hidalguía en Propiedad, propiedad que se perfeccionaba en la tercera instancia. La Carta Ejecutoria de Hidalguía es el documento más perfecto y completo, de gran importancia para el linaje que lo obtenía que, de ahí en adelante, no tenía más que probar su pertenencia al mismo por línea de varón para acreditar su hidalguía.

Fuente: La Carta Ejecutoria de Hidalguía: Un espacio gráfico privilegiado. Elisa Ruiz García

lunes, 6 de junio de 2016

Días andados y por andar

Se conoce también como “sistema boloñés” o consuetudo bononiensis. Los testimonios más antiguos de este sistema se remontan a documentos toscanos del siglo VIII d.C., aunque su uso asiduo data del siglo XII d.C.
La consuetudo bononiensis divide el mes en dos partes:
  • en los meses de 31 días, del 1 al 16 y del 17 hasta el 31.
  •  en los meses de 30 días, del 1 al 15 y del 16 al 30.
  • en febrero, del 1 al 14, o al 15 si es bisiesto, y del 15 o 16 al 28 o 29.

Los días de la primera quincena se denominan “andados” o intrantes, y los de la segunda, “por andar”, exeuntes o exientes.
La particularidad de este sistema radica en que, en la primera quincena, la numeración de los días es directa o moderna, mientras que en la segunda es de modo inverso:
  • Numeración directa o moderna: X días entrados del mes de junio.
  • Numeración inversa: die secundo exeunte mense februarii (el penúltimo día del mes de febrero)

lunes, 30 de mayo de 2016

La expresión de la hora

Con frecuencia hallamos en la documentación eclesiástica del medievo que, en la data, se indica la hora de redacción de la misma. Diplomáticamente hablando, esto es un complemento a la datación del día y tiene menos importancia.
Roma dividía el día en doce horas diurnas (desde las 6 a las 18 horas); también agrupaba éstas en períodos de tres horas: la hora prima (las 6 de la mañana), la hora tertia (las 9 de la mañana), la hora sexta (las 12), la hora nona (las 3 de la tarde), la hora vespera (las 6 de la tarde) y el completorium (las 9 de la noche).

La noche, en el calendario romano, estaba dividida en cuatro partes, de tres horas cada una, llamadas vigiliae (turnos de guardia). La primera empezaba a las 6 de la tarde y la última terminaba a las 6 de la mañana.

Fuente: RIESCO TERRERO, A. (editor), 2000: Introducción a la Paleografía y a la Diplomática General. Síntesis. Madrid.

lunes, 23 de mayo de 2016

La expresión del día y la semana: origen

Los babilonios y hebreos adoptaron un ciclo de siete días, independientemente del mes, para medir el tiempo, dando nacimiento a la semana. Al último día de ésta recibió el nombre de “sábado” para los hebreos, mientras que los restantes se nombraron en relación con éste (el viernes era el día anterior al sábado, el lunes era el segundo día después del sábado, etc.).
Fue ya en época romana cuando se asignaron nombres de divinidades para cada día de la semana: sábado (dies Saturni), domingo (dies Solis), lunes (dies Lunae), martes (die Martis), miércoles (dies Mercurii), jueves (dies Jovis) y viernes (dies Veneris). La Iglesia adoptó, con modificaciones en el nombre de los días (al domingo lo llamaron el Día del Señor, dies Domini o Dominica), la semana romana.
Por tanto, la mayoría de los nombres de la semana tienen origen romano y pagano. Desde el siglo II d.C. la Iglesia empieza a utilizar en la documentación otros nombres más acordes al rito y la tradición eclesiásticos. De esta manera, cada uno de los días pasó a llamarse “feria”, excepto el sábado y el domingo. Para distinguirlos, se utilizó un ordinal. Esta semana eclesiástica empezaba, a diferencia de la hebrea, en domingo, que era la feria 1ª. Esta costumbre sigue vigente en Portugal y en algunos pueblos de Galicia.

Fuente: RIESCO TERRERO, A. (editor), 2000: Introducción a la Paleografía y a la Diplomática General. Síntesis. Madrid.

lunes, 16 de mayo de 2016

El ductus en paleografía

Es el orden de sucesión y el sentido de los trazos que componen cada letra, que se indica por medio de flechas. Es un elemento impersonal, ya que la mayor parte de los escribas de una época siguen el mismo ductus, no obstante sirve de gran ayuda para conocer la evolución morfológica de una escritura. Hay que distinguir entre ductus esencial, que se refiere sólo a los trazos de la letra, y el ductus completo, que incluye todos los movimientos de la mano, así como los accesorios y los que no han dejado huella sobre el soporte escriturario. Cabe subrayar que formas distintas pueden tener el mismo ductus, o que, por el contrario, formas muy similares tengan un ductus distinto.




lunes, 9 de mayo de 2016

Tipos de escribanos: de cámara, de hijosdalgo, públicos del número y del concejo (II)

Una vez conseguido el título de escribano del rey, su adscripción a una u otra institución da lugar a diferentes tipos de escribanos:
  • Escribanos de la cámara: en las salas de justicia, ya sea de los Consejos como de las Audiencias y Chancillerías, al servicio de los Alcaldes del Crimen y de los oidores.
  • Escribanos de hijosdalgo: los que actuaban en la salsa de los Alcaldes de los Hijosdalgo.
  • Escribanos públicos del número: los que sólo podían ejercer su oficio en la villa o ciudad a la que estaban asignados por nombramiento real. Cada ciudad tenia un número de escribanos públicos que estaban en función de su importancia y del número de habitantes.
  • Escribanos del concejo: se trata de uno de los escribanos públicos del número de la ciudad o villa, en el caso de que hubiera varios, que durante un año se le nombraba para que ejerciera como escribano del concejo. Entre sus funciones estaba la de asistir a las juntas o sesiones del concejo, redactar los acuerdos tomados en junta y autorizar sus acuerdos y resoluciones. Si la villa sólo tenía un escribano del número, este ejercía ambos oficios.


lunes, 2 de mayo de 2016

Tipos de escribanos: Concepto y requisitos (I)

El término escribano, entendido como el funcionario que ejerce la fe pública, judicial o extrajudicial, desde la Ley del Notariado de 1862, designa al oficial o secretario público que tiene por oficio redactar y autorizar con firma los autos y diligencias de los procedimientos judiciales en los tribunales de primera instancia e instrucción. Anteriormente, se usaban indistintamente los términos escribano y notario.
El nombramiento de los escribanos corresponde a la superior autoridad a partir de la promulgación de las Partidas. Sin embargo, para ser nombrado escribano público, se debían cumplir una serie de requisitos:

  • Capacidad: se trataba de asegurar a través del establecimiento de unas condiciones previas para acceder al oficio, mediante la realización de unos exámenes donde se demostraba su capacidad, y ante unos tribunales que otorgaban las máximas garantías (todo ello bajo control regio).
  • Edad y sexo: la edad mínima para ser escribano era de 25 años. La mujer estaba excluida del ejercicio de oficios públicos.
  • Religión y raza: era necesario ser cristiano, aunque no se especificaba si se tenía que ser cristiano viejo.
  • Condiciones morales: pretendía garantizar la moralidad del servidor del oficio como un elemento que redunde en beneficio de la comunidad.
  • Solvencia: poseer bienes a fin de poder responder de los excesos y culpas que cometiesen en su profesión.
Reunidas estas condiciones y hecho el examen que la ley exigía, se obtenía el título de Escribano Público del Rey o Escribano Real, lo que los capacitaba para ejercer su oficio en todo el reino, salvo donde hubiese escribanos del número, en los reales sitios, en los tribuales de justicia y en aquellas aldeas donde hubiera escribano del número.


lunes, 25 de abril de 2016

Cartularios

Término tomado del latín chartularium, se define según la COmisión Internacional de Diplomática como "la colección de copias de documentos hecha por una persona física o moral que en un volumen y a veces en rollo, transcribe o hace transcribir íntegramente o en extractos, los títulos relativos a sus bienes y a sus derechos, así como los documentos concernientes a su historia o a su administración para asegurar su conservación y facilitar su consulta". En pocas palabras, es una colección de textos del destinatario.
Los nombres que se usaron para designar estas colecciones fueron muy variados durante la Edad Media y Moderna españolas. Desde la denominación genérica de liber, a la que acompaña un nombre o adjetivo referente a su contenido (libro de donaciones, de testamentos, de fundaciones, etc.) o referente a alguna peculiaridad externa (libro de la cadena), se adoptaron diversas expresiones particulares, propias de determinadas regiones:

  • Becerro: aludiendo a la piel de la encuadernación (León, Castilla y Navarra).
  • Tumbo: aludiendo a su gran tamaño (Galicia)
  • Cabreo o capbrebus (breve cabeza): aludiendo al encabezamiento al que quedan reducidos los documentos de censos, rentas, etc. de estos libros inventarios (Corona de Aragón).
En España, su uso se generaliza durante la baja Edad Media, sobre todo, en monasterios y cabildos, seguidos de instituciones laicas (señores, villas, etc.) y eclesiásticas (parroquias, cofradías), colegios diversos y particulares.

Cartulario del Monasterio de San Salvador de Oña (Burgos)


lunes, 18 de abril de 2016

El papel en la Edad Moderna: las filigranas o marcas de agua.

El papel es un material constituido por una delgada lámina elaborada a partir de pulpa de celulosa, una pasta de fibras vegetales molidas suspendidas en agua a la que normalmente se le añaden sustancias que le proporcionan características especiales.
Los chinos ya fabricaban papel a partir de los residuos de la seda, la paja de arroz, y el cáñamo, e incluso del algodón. En Europa el uso general de la camisa a finales de la Edad Media permitió que hubiera suficiente trapo para fabricar papel.
Para la fabricación tradicional del papel se preparaba una suspensión de fibras en agua y se escurría en un tamiz, de manera que se producía una capa de fibras entrelazadas aleatoriamente. Acto seguido, se eliminaba el agua de esta capa mediante presión y secado.
Se introducía en el interior de un molde rectangular compuesto por una capa reticular, y rodeado de un marco de madera, donde estaban dispuestos una serie de filamentos (vegetales o metálicos) entrecruzados. Los filamentos que van en el sentido de la mayor longitud son los corondeles; los transversales a éstos reciben el nombre de puntizones. Los corondeles suelen estar separados por unos milímetros; los puntizones por varios centímetros.
La filigrana es una contraseña o emblema del fabricante hecha con hilos metálicos, y fijada en el entramado de la forma, bien entre dos puntizones o en uno suplementario. Se suele colocar en una mitad de un bifolio, generalmente su eje vertical es dispuesto en el sentido de los puntizones. Es de una gran utilidad para la historia del papel y también puede servir para fijar o hacer hipótesis aproximadas sobre la edad y procedencia de los manuscritos o de los documentos sin fecha o fechados de forma insuficiente. Tiene forma de figuras humanas, animales, letras, flores o emblemas, entre otros. Se observan al trasluz, allí donde la pasta del papel queda menos espesa.

Dicha técnica se originó en Bolonia (Italia) en 1282, y la usaban los fabricantes de papel para identificar y dar prestigio a su producto. Posteriormente se vio su utilidad como medida de seguridad contra la falsificación.



Fuente: OLIVARES TEROL, Mª. J., 2001: "Breve colección de las marcas de agua en la documentación del Archivo de la Catedral de Murcia", Murgetana, 105, pp- 17-29.


lunes, 11 de abril de 2016

Contadurías Mayores

Estimados lectores, coincidiendo con la reapertura de nuestro Archivo desde el día 6 del corriente mes, retomamos nuestra labor divulgativa. Esta semana explicamos las Contadurías Mayores durante la dinastía Trastámara.
Fueron creadas en los albores del siglo XV -Enrique IV fue el primero en regularlas y los Reyes Católicos las dotaron de Ordenanzas para su funcionamiento-, y eran dos, la de Hacienda y la de Cuentas. Sus miembros eran, además del Contador Mayor, que actuaba a través de lugartenientes, los contadores menores o de los oficios, a la cabeza de las oficinas especializadas dentro de la Contaduría.
La principal actuación del Contador Mayor en el plano documental fue la de participar en la expedición de las Cartas de Privilegio. Asímismo, debían llevar libros específicos para anotar las confirmaciones que se hacían en la Escribanía Mayor de Privilegios; esta misión la llevaba el oficio u oficina de confirmación de privilegios.


lunes, 21 de marzo de 2016

Semana Santa

Coincidiendo con la Semana Santa, la actividad cesa en nuestro Archivo hasta el día 6 de abril. Asímismo, nos congratula comunicarles que hemos alcanzado las 6000 visitas, hecho que nos llena de orgullo y satisfacción.
Esperamos que sigan confiando en nosotros como hasta ahora.

Les deseamos unas felices fiestas.


lunes, 14 de marzo de 2016

¿Qué es una capellanía?

La capellanía o beneficio eclesiástico es una institución hecha con autoridad de Juez Ordinario y fundación de rentas competentes con obligación de misas y algunas con asistencia a la Horas Canónicas. Las hay colativas, perpetuas y otras “ad nutum amovibles”.
De origen medieval, las capellanías tuvieron gran auge en España, Portugal y sus reinos americanos durante los siglos XVI, XVII y XVIII.
La contribución de los laicos en las donaciones de capellanías y obras pías y en las fundaciones de capellanías fue muy importante, creando una estructura de apoyo y solidaridad mutua, intentando asegurar no sólo el bienestar del donante en el "más allá", sino además, el de su familia y allegados.

La capellanía en la actualidad se vincula a denominaciones religiosas (cristianas, musulmanas, etc); Las cristianas, a su vez,  se dividen en diferentes dogmas (católicos, protestantes, etc). Su función primordial es asistir espiritualmente y físicamente al necesitado. 


lunes, 7 de marzo de 2016

Escudo del Cabildo Catedralicio de Murcia

El escudo del Cabildo Catedralicio de la Diócesis de Cartagena-Murcia está compuesto por un jarrón y, sobresaliendo de él, unas azucenas. Lo podemos encontrar en varias partes de la Catedral: sobre la puerta del pozo, en la torre..... junto a otros muchos, como el del Obispo Mateo Lang de Wellenburg, en la base de la torre, o el de la reina Isabel I de Castilla, sobre la puerta de los Apóstoles.
Además, podemos encontrarlo en el mobiliario de la Diócesis, en pocas ocasiones, o en la propia documentación custodiada en el Archivo de la Catedral (A.C.M.): legajos, libros inventarios o libros corales.
A continuación os dejamos algunas imágenes del mismo:







lunes, 29 de febrero de 2016

¿Qué es un tautograma?

Palabra de origen griego (to autó= lo mismo y gramma= escrito, letra) con la que se conoce a aquellas composiciónes, poemas o versos, en las que todas las palabras empiezan por la misma letra (y que tengan cierto sentido, claro).
Los primeros vestigios datan del siglo I a.C., sin embargo su desarrollo se da en la Edad Media y, sobre todo, en la Edad Moderna. De esta época es la obra maestra del profesor de teología Johannes Placentius, un poema titulado Pugna porcorium (El combate de los cerdos).
Les dejamos una imagen de un tautograma procedente del Archivo de la Real Chancillería de Granada:
El escribano ha dispuesto la diligencia de la petición que se hace a un juez en 1537 en forma de tautograma: haciendo comenzar cada renglón de escritura con la letra E.


«Pedimiento.
E después de lo susodicho ante los dichos señores jueces
E en presençia de mi el dicho escriuvano e testigos de yuso
Escritos, paresçió presente Francisco López vecino de Villacastín,
En nombre e como procurador que demostró ser del Honrrado Concejo de la Mesta
E hermanos de la Cabaña Real por virtud de
El poder que hiso demostraçión, e pidió
E requirió al dicho señor alcalde hordinario nonbre […].
(al margen) la Mesta pide nombre apeador para visitar.»

ES.18087.ARCHGR/01RACH//Caja 3134, pieza 8.


lunes, 22 de febrero de 2016

Recuperado el pectoral de Belluga que robaron a la Virgen de la Fuensanta

Estimados lectores, esta semana estamos de enhorabuena pues, como sucediese con el Farol de Viático robado en enero de 1977 (donado por los Marqueses de Torre Pacheco en 1732 a la Catedral) y recuperado allá por el mes de noviembre del año pasado, se ha recuperado la cruz pectoral de Belluga robada a la Virgen de la Fuensanta, así como el collar de diamantes y aguamarinas de la misma, ambas piezas sustraídas en dicho robo.
La Guardia Civil, en el marco de la segunda fase de la operación “Palimpsesto”, incautó el collar a un particular de la isla de Fuerteventura que había adquirido la pieza de buena fe a través de una casa de subastas; el pectoral del Cardenal Belluga no se llegó a vender en esa puja y fue devuelto a su supuesto propietario, el cual lo había vendido a otro particular, aunque no pudo realizarse la transacción pues la Guardia Civil lo confiscó.
El collar de aguamarinas y diamantes lo llevaba la imagen de la Virgen en el fajín en los días más solemnes, al igual que el pectoral. Este collar fue una donación, en este caso del murciano Laureano Andreu Piñero, que se realizó en 1849, según consta en su testamento, para la Santísima Virgen de la Fuensanta.
La cruz pectoral fue una donación de Victoriano López Gonzalo, Obispo de Cartagena de 1789 a 1805, y que donó, junto a su anillo pastoral y el alfiler de donde pendía el pectoral, en 1795. Así consta en las actas capitulares de nuestro Archivo.
Desde el Archivo de la Catedral de Murcia queremos agradecer su gran labor a D. Pedro Molina, sargento de la Guardia Civil, a D. Juan Tudela, deán de la S.I.C., a D.Jesús Belmonte Rubio, canónigo archivero, y a Don Francisco de los Reyes Marsilla, profesor de la Universidad de Murcia y gestor de nuestro Archivo, porque han sido los que han hecho posible la recuperación del patrimonio de las alhajas de la Fuensanta.

A continuación les adjuntamos una imagen de la cruz y un vídeo de la misma:



El pectoral de la Virgen de la Fuensanta


lunes, 15 de febrero de 2016

Audiencia y Chancillería

En un principio ambos órganos eran diferentes: la Audiencia era un tribunal superior de justicia, aunque también llevó a cabo funciones de gobierno en ciertos territorios; la Chancillería o Cancillería se encargaba de expedir los documentos reales. Ambas llegaron a confundirse, cuando se unen físicamente en 1489, cuando los Reyes Católicos mediante las Ordenanzas de Medina del Campo fijan la sede de la Audiencia y Chancillería en Valladolid. la razón fundamental de este hecho respondía a que la función judicial era inherente a la corona, y la tramitación y resolución de los procesos necesitaba de la expedición y validación de documentos reales.
Junto al rey permanecerá la Cancillería decreta o de la Poridat, con carácter itinerante.
La Audiencia siempre funcionó auxiliada por la Cancillería, la cual acabó por constituir un órgano más de la estructura de aquella. Contaba entre su personal, con un presidente, cuatro oidores, dos alcaldes del crimen y dos de hijosdalgo, además de procuradores fiscales, abogados, relatores y escribanos.
El avance territorial castellano llevó a que en 1494 los Reyes Católicos estableciesen un nuevo tribunal superior en Ciudad Real. El de Valladolid tendría a partir de ahora bajo su jurisdicción los territorios al norte del Tajo; los situados al sur de éste, quedaban bajo la autoridad del nuevo tribunal. Sin embargo, en 1505, este tribunal fue trasladado a Granada, capital del reino musulmán recién conquistado. De esta manera, Castilla en el siglo XVI contaba con dos Audiencias y Chancillerías, con igual competencia y funcionamiento en ambos casos, siendo los únicos órganos de la Corona que custodiaban sellos de plomo, obligatorios para la validación de documentos.
A continuación les dejamos una imagen de un traslado autorizado de una Provisión generada por la Audiencia y Chancillería de Granada, datado en 1560:





lunes, 8 de febrero de 2016

Escritura Encadenada

La evolución de las escrituras góticas cursivas documentales culminará con la letra cortesana y procesal. La cortesana presenta formas adornadas con amplias curvas y lazos y bucles, situados armoniosamente, pero la exageración y el aumento de las dimensiones, mas una moda de escribir mal, desembocó en la conocida como procesa, menos elegante y desordenada, que dio lugar a la llamada "de cadenillas" o "encadenada", de difícil legibilidad, al ser sus letras muy similares entre sí, sin separación de palabras.
Lo más característico de este tipo escriturario es:

  • Palabras de tamaño grande, de gran extensión y renglones ocupados por pocas palabras.
  • Gran intensidad en los enlaces.
  • Confusión entre e, l, s y b.
  • No distinción entre b y v.
  • La j en forma de z.
  • Menos abuso de abreviaturas.
A continuación dejamos un poema que habla sobre este tipo de escritura y una imagen de dicha letra:



“Bucle de tinta o espiral reversa,
inagotable fluir del secretario:
todo cuanto cabe
en la breve escotadura de la pluma.
Naderías a renglón seguido,
a botepronto,
en el brote casual de la ocurrencia.
Aquella libertad de artaud
esgrafiada.
Traición de la lengua: antipoema.
¡Más oscuro! (gritaba,D' Ors desde la nada)
y la palabra se hízo muelle, mala letra
o serpentina,
filigrana de la vida (sucedáneo)
para consignar recientes natalicios,
para registrar protocolos notariales,
para dar fe de quien no la tuvo,
para redactar informes vinculantes,
para dictar sentencias capitales,
para condenar al limbo los significados,
para cocinar la escritura !
en su propia tinta.”

José Muñoz Domínguez



lunes, 1 de febrero de 2016

La frontera en el campo del Derecho entre la Edad Media y la Edad Moderna: El Ordenamiento de Alcalá

El Ordenamiento de Alcalá de Henares de 1348 marca un hito, puesto que otorga a las Partidas valor de ley y establece el orden de prelación de fuentes.
Las nuevas normas de derecho común plantearon problemas de aplicación en los diferentes reinos peninsulares que aun conservaban derechos locales. En las Cortes de Alcalá de Henares de 1348 se pone orden entre los distintos tipos de Derecho que habían coexistido hasta el momento en la Corona de Castilla (los Fueros Municipales, el Derecho Real y el Derecho romano-canónico). Así se consagra la recepción práctica del Derecho Común, otorgando el máximo rango normativo a las Partidas y estableciéndose el orden de prelación de fuentes que quedará de la siguiente manera:
  1. Las leyes del Ordenamiento de Alcalá y las demás leyes reales y Ordenamientos de Cortes.
  2. Los Fueros Municipales, en tanto que se hallen en uso en las respectivas localidades.
  3. Las Partidas.
  4. En último término se acudirá al Rey como fuente suprema del derecho.
Así establecido el orden de prelación, puede comprobarse que el sistema de fuentes castellanas descansará en el derecho romano-canónico de las Partidas, puesto que las normas de Alcalá y de otras Cortes son disposiciones dadas para situaciones específicas, y que los fueron municipales cada vez se revelan más inadecuados teniéndose que acudir al ius commune.


lunes, 25 de enero de 2016

Tipologías documentales en el mundo romano-visigodo (ss. I -VI): la documentación episcopal.

Las tipologías documentales de entre el primer y el sexto siglo d.C., pueden considerarse como un conjunto, ya que se observa una continuidad en ellas. En cualquier caso, hay suficientes elementos para separarlas; nosotros abordaremos únicamente la que nos interesa, la documentación episcopal  de época visigoda.
La documentación episcopal es específica, por su contenido eclesial, y formalmente heredera de la emanada de los magistrados romanos. Las formas que preferentemente predominan en la época visigoda son las que siguen:
  • Constituciones sinodales: son actas conciliares que discurren con data (fecha, lugar y quórum - número de individuos necesario para que un cuerpo deliberante tome ciertos acuerdos-), profesión de fe, disposiciones (doctrinales y disciplinares, bien como cláusulas, bien como sentencias) y suscripciones típicamente eclesiales.
  • Decretos episcopales: individuales o sinodales de carácter y estructura dispositiva (intitulación y dirección vertebradas, narración y motivación, disposición, cláusulas y suscripciones).
  • Mandatos episcopales: disposiciones concretas en nombre de la autoridad episcopal (intitulación, dirección, disposición, y cláusulas de firmeza).

La documentación episcopal visigoda se ha conservado en colecciones sinodales.





martes, 19 de enero de 2016

Reapertura

Estimados lectores y seguidores, en primer lugar les escribimos estas líneas para desearles un Feliz Año 2016; en segundo lugar, les advertimos que mañana miércoles, día 20 de enero, retomamos la labor en el Archivo Catedral de Murcia (ACM), en el horario habitual, de 9:00 a 13:00 horas.
Para poder acceder al ACM y consultar la documentación les recordamos que es necesario pedir cita con antelación para que el personal del ACM prepare la documentación.
Gracias por su atención. Esperamos poder atenderles en lo que necesiten.


lunes, 18 de enero de 2016

Los Nomina Sacra

En su origen fueron formas abreviadas de los términos utilizados por los cristianos primitivos para referirse a la Divinidad.
Ludwig Traube detectó sus particularidades abreviativas en la tradición textual de la Biblia antes incluso de la versión de la Vulgata. Sostuvo que las abreviaturas latinas de estos nombres se formaron a partir del modelo de las contracciones griegas que constituían un grupo formado por quince términos bíblicos (entre ellos propios y teológicos) y que, por tanto, el origen de tales abreviaturas en textos latinos debe ponerse en la traducción bíblica de los judíos helenizados.
Los Nomina Sacra, a juicio de este autor, fueron los primeros ejemplos de abreviaturas por contracción en textos latinos y su frecuente incidencia en ellos la convirtió en el procedimiento abreviativo usual en la Edad Media.
El signo con que se notaban, según la costumbre griega (una línea horizontal) fue asumido también en los textos latinos.
En la traducción textual bíblica del griego al latín aparecen en el siglo IV d.C. cuatro nombres abreviados de la forma siguiente:
DS = Dominus
IHS = Ihesus
XPS = CHristus
SPS = Spiritus

hacia el siglo V d.C. se introdujo:
DMS / DNS = Dominus

Estos son los cinco primeros Nomina Sacra en textos latinos.
Progresivamente el sentido reverencial de los nombres sacros se extendió a otros:
  • En el siglo V d.C. se introdujo: SCS = Sanctus.
  • En el siglo V y VI d.C., nombres relativos al orden eclesiástico: EPS = Episcopus, PBR = Presbyter, DIACS = Diaconus, CLRS = Clericus.
  • A comienzos del siglo VI d.C. se escribieron como Nomina Sacra adjetivos dterminativos y calificatios a ellos unidos:NR = Noster, RVS = Reverendus.
  • Entre los siglos V y VI d.C. su uso pasó a  textos no sacros debido a que, al no existir ya copistas especializados en exclusiva para textos clásicos, sus abreviaturas adquirieron un significado genérico y a su semejanza se introdujeron otros.
Al final, las conclusiones de Ludwig Traube fueron objeto de críticas sobre su planteamiento y conclusiones finales.


lunes, 11 de enero de 2016

¿Qué es un expediente administrativo?

Un expediente es una forma de archivo, un objeto documental que sirve para recopilar, guardar y localizar de forma eficiente los documentos relacionados con un asunto determinado.
Si atendemos a su definición según la ciencia Archivística, el expediente es una unidad documental que reúne todos los documentos relativos a un mismo asunto.
Según el Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, aprobado por el real decreto 2568/1986, de 28 de noviembre, artículo 164.1: "El expediente constituye el conjunto ordenado de documentos y actuaciones que sirven de antecedente y fundamento a la resolución administrativa, así como las diligencias encaminadas a ejecutarla".
Vistas ambas definiciones, podríamos decir que el expediente es la agregación sucesiva de los documentos que lo integran, cuyas hojas útiles deben ser rubricadas y foliadas por los funcionarios encargados de su tramitación.
El expediente se estructura en tres fases sucesivas, denominadas iniciación, tramitación y resolución. Cada una de ellas tiene sus propios pasos, de los que se deja constancia por escrito.
Los elementos que conforman un expediente son los siguientes: carpetilla o guarda exterior, extracto o resumen de toda la tramitación del expediente, documentación original, documentación no original, documentación marginal y copias.