Traductor

lunes, 25 de mayo de 2015

Abreviaturas eclesiásticas: Historia.

Las palabras comúnmente abreviadas en todos los tiempos son nombres propios, títulos (oficiales o acostumbrados) de personas o corporaciones y palabras de ocurrencia frecuente.
Entre los siglos VII y IX el antiguo sistema de abreviaturas romano dio paso a uno más difícil, que gradualmente creció en las casas monásticas y en las cancillerías de los nuevos reinos teutones. Escribas merovingios, lombardos y anglosajones ofrecen, cada uno, sus propias abreviaturas, sin mencionar la única "scotica manus" o "libri scottice scripti" (letra manuscrita irlandesa o libros escritos en la letra manuscrita irlandesa medieval). Eventualmente tales centros productivos de manuscritos técnicos como la Cancillería Papal, las escuelas teológicas de París y Oxford, y la escuela de ley civil de Bolonia, impusieron los estándares de las abreviaturas para toda Europa. Los manuscritos medievales abundan en abreviaturas, debido en parte al abandono del uncial, o cuasi uncial, y casi universal de la letra cursiva. El escritor medieval heredó unas cuantas de éstas de la antigüedad cristiana; otras las inventó o adaptó a fin de ahorrar tiempo y pergamino (éstas se encuentran especialmente en manuscritos de teología escolástica y derecho canónico, anales y crónicas, la ley romana y documentos administrativos, civiles y privilegios, bulas, rescriptos.). Las abreviaturas se multiplicaron con el tiempo y nunca más fueron tan numerosos como en la víspera del descubrimiento de la imprenta; muchos de los primeros libros impresos ofrecen esta peculiaridad junto con otras características de la página manuscrita. El desarrollo de la imprenta trajo consigo el abandono de muchas abreviaturas al mismo tiempo que sugirió e introdujo nuevas, un proceso también favorecido por el crecimiento de la legislación eclesiástica, la creación de nuevos oficios, etc. Hubo menos abreviaturas medievales en el texto de libros muy usados en publico (misas, antifonarios...). De cualquier modo, las necesidades del estudiante parecen haber sido la causa de la mayoría de las abreviaturas medievales. Los medios de abreviación normalmente eran punto y seguido o dos puntos (mayoritariamente en la antigüedad romana), el punto y coma (que eventualmente se convencionalizó) y líneas (horizontales, perpendiculares, oblongas, curvas onduladas y comas). Los sonidos de las vocales se escribían encima de las consonantes. Algunas letras como la "p" o la "q", que aparecen con extrema frecuencia, por ejemplo en preposiciones y terminaciones, se convirtieron en fuente de muchas abreviaturas peculiares. Del mismo modo las palabras recurrentes como "et" (y) o "est" (es).


lunes, 18 de mayo de 2015

Grimorios

La palabra "grimorio " procede del francés "grimoire" y ésta de una alteración gramatical de la Edad Media donde las "gramáticas" latinas se usaban para la educación en las escuelas y las universidades, mientras que la mayoría de la gente sospechaba que estos libros eran para aprender a practicar la magia.
Otra versión sobre el origen de esta palabra, mucho más aceptada por los magos, mantiene que grimorio proviene de la palabra italiana "rimario" que significa: "composición de versos".
Los grimorios son textos donde se recopilaban los conocimientos mágicos de los magos en la Edad Media, es decir: alquimistas, herbolarios y todos aquellos que practicaban alguna de las ciencias ocultas. También contienen fórmulas mágicas, símbolos, como las correspondencias astrológicas, conjuros y rituales, e instrucciones para comunicarse con los ángeles y también para invocar a los espíritus y demonios.
El primer "grimorio" del que se tienen noticia es conocido como "La Clavícula de Salomón", que fue publicado en lengua griega entre el siglo I y IV de nuestra era.
Otros "grimorios" famosos son:
  • La Gallina Negra
  • El Petit Albert
  • Grimorio de San Cipriano
  • Liber aneguemis (Libro de las leyes), también conocido como "El libro de la vaca" (Liber Vaccae), "La vaca de Platón" o "Activarum Liber Institutionum", s. XII-XIII
  • Picatrix (S. XIII) traducción de la obra árabe Gāyat al-hakīm
  • El Heptamerón, Pietro d'Abano, 1290
  • El Libro de la Magia Sagrada de Abra-Melin el Mago, 1458
  • El Grimorio Secreto de Turiel, 1518
  • El Gran Grimorio, 1522
  • Antipalus Maleficorum comprehensus
  • De daemonum de praestigiis, 1577
  • Clavicula Salomonis, s. XVI
  • Galdrabók, grimorio islandés
  • El Lemegeton Clavicula Salomonis o La Llave Menor de Salomón, s. XVII
  • El Enchiridion Leonis Papae o Libro del Papa León III
  • El Liber Juratis, Grimorium Honorii Magni o Libro del Papa Honorio III
  • La Clave Mayor de Salomón, 1641
Aquí os dejamos unas imágenes:






lunes, 11 de mayo de 2015

La historia visual de la encuadernación

Muy estimados lectores, esta semana os mostramos dos vídeos sobre la encuadernación (no todo van a ser párrafos y fotos), que estimamos interesantes. A continuación os dejamos los enlaces:




lunes, 4 de mayo de 2015

Papel artesanal

Al papel artesanal se le denomina también papel verjurado, de trapos o de tina. Habitualmente, este tipo de papel se fabricaba en molinos papeleros, a partir del siglo XV-XVI, utilizando como materia prima trapos viejos de algodón, lino o cáñamo, generalmente, y usando como fuerza motriz el caudal de un río.
Tras unos procesos de limpieza, trituración, maceración y desfibrado, se obtenía la pulpa idónea para tal fin. Posteriormente se diluía la pulpa con agua en grandes tinas y con la forma -elaborada con alambres sujetos a un marco de madera-, se fabricaban las hojas una a una.
Al depositarse la pulpa sobre los alambres de la forma, se marcaba en las hojas la verjura y la filigrana asociada al molino y al tipo de papel.

En la imagen el detalle de la filigrana de la Carta Privilegio de Santa Fe. 1512. Archivo Municipal de Santa Fe (Granada)


(Cortesía del Instituto Andaluz del Patrimonio HIstórico)