Traductor

lunes, 23 de febrero de 2015

Paleografía de la época medieval (siglos VI-XV)

En este período tan extenso distinguimos tres etapas:
  • La escritura en el periodo de la síntesis germano-latina (siglo VI-mediados del siglo VIII). Es la época del particularismo gráfico que trajo consigo la formación de las escrituras precarolinas en los nuevos reinos constituidos en el que había sido el territorio del antiguo Imperio Romano (erróneamente denominadas “escrituras nacionales”, según Núñez Contreras) o en otros que no le pertenecían pero que cultivaron la lengua latina. Es el periodo de formación y desarrollo de, por ejemplo, la escritura merovingia en la Galia o la visigótica en Hispania. Los centros en los que se cultivaron las escrituras precarolinas, en exclusiva la libraría, fueron los primeros monasterios benedictinos y algunos catedralicios; los documentos también se escribieron en los monasterios y en las incipientes cancillerías y en las que contaban con una larga tradición: la pontificia sobre todas.
  • La escritura en el periodo alto-medieval (mediados del siglo VIII-XII)- tuvo un gran pulmón animador en los círculos cultos carolingios. Es ya la etapa de la reconstrucción de la unidad gráfica en Occidente polarizada en la escritura carolina. Los centros de producción libraría fueron las grandes abadías y los escriptorios episcopales porque la cultura llegó a ser patrimonio exclusivo de la Iglesia. Los centros de producción documental fueron las Cancillerías, ahora más en auge y con mejor organización y para documentos no oficiales, los “rogatarios” en ocasión, eclesiásticos las más de las veces.
  • La escritura en el periodo bajo-medieval (siglos XII-XV). Es el de las escrituras góticas, que comportaron una diversidad a partir de la carolina; en él, las universidades y más tarde reyes, magnates y altos burgueses propiciaron la escritura libraría. Las cancillerías y otros organismos de administración, la producción escrita documental de carácter público y los notarios la de carácter privado. En el ACM este tipo de escritura es la predominante en toda la documentación en soporte pergamino, con diversidad de tipología documental (Privilegios rodados, cartas plomadas, bulas, etc.).



lunes, 16 de febrero de 2015

Campana Santa Águeda

Al conmemorar el mes de febrero a la mártir Santa Agueda, recordamos igualmente su patronazgo sobre los fundidores de las campanas. La campana mayor de la Catedral de Murcia, bautizada con el nombre de Santa Mártir de Catania, orientada hacia la Plaza del Cardenal Belluga, suena diariamente a las 8 de la mañana, a las 12 del mediodía y a las 8 de la tarde. convocando para el rezo por los difuntos y a la oración del ángelus. El sonido de las campanas constituye un precioso patrimonio eclesiástico inmaterial, vinculando a la vida espiritual y social de la ciudad, habiéndose regido con él, durante siglos, las horas de los murcianos. Pero este patrimonio cultural encierra un significado mas profundo que se deja descubrir en las oraciones inscritas en su fundición. Santa Agueda, antes llamada Santísima Trinidad, porta la epigrafía Per signum crucis de inimicis nostris liberanos deus noster, queriendo con ello cada vez que su sonido sale al aire recordar que no hay mayor libertad de aquello que hostiga al hombre que el signo de la cruz, signo del amor de Dios con los hombres.

Fernando de Venero, 1790.
Torre de la Catedral de Murcia.


Por cortesía de Francisco José Alegría Ruiz


viernes, 13 de febrero de 2015

Volvemos!

Estimados lectores, tras el período navideño y los exámenes universitarios, que han impedido a los alumnos que colaboran en el ACM y al Profesor Don Francisco Marsilla de Pascual asistir, nos reincorporamos. El horario de apertura para investigadores y demás personas interesadas será el que acostumbra:
  • Todas las mañanas de 9 a 13 horas.
  • Martes y jueves por la tarde de 17 a 20 horas.
Para cualquier consulta, estamos en el segundo cuerpo de la Torre de la Catedral.

Hasta pronto!


lunes, 9 de febrero de 2015

Mundum (ingrossatio)

Procedimiento por el cual se pone en limpio ("in grossam litteram") la minuta una vez revisada, corregida y aprobada. El escribano o glossator (personaje distinto del que realizaba la minuta) era el que se encargaba de la expedición o la grossa del acto. Dicho de otro modo, ingrosar (ingrossare) es la operación que consiste en escribir, a partir de la minuta (o eventualmente de un borrador), la grossa o la expedición.
La puesta en limpio de un acto, el mundum, constituye la expedición establecida por el autor del escrito o bajo su responsabilidad.


domingo, 8 de febrero de 2015

Littera Visigothica

Estimados lectores, en este post os dejamos enlazado un blog de mucho interés sobre paleografía, códices y manuscritos, centrando su actividad en la escritura carolina y gótica.



lunes, 2 de febrero de 2015

Génesis documental (II): Fases de la actio

Petitio: es una petición, escrita u oral, motivada y dirigida a una autoridad por un futuro beneficiario de un acto jurídico (o bien su representante) para que se tome en su favor una decisión (Diplomatica et Sigillographica). La petición escrita elevada a la autoridad se denomina también "memorial". En el caso de que vaya dirigida a un juez o tribunal, se denomina "demanda".
Intercessio: es la intervención de una tercera persona (intercessor) para apoyar una demanda. Si se redacta por escrito recibe el nombre de "recomendación".
Interventio (consensus): es un asentimiento dado por quien está de acuerdo con una decisión, a la que tenía derecho a oponerse (Cárcel). Se trata de la participación que tienen terceras personas en la actio, dando su consentimiento al negocio jurídico.
Testificatio: es una lista de testigos; elemento que contiene, por tanto, los nombres de los testigos del acto escrito, jurídico o ambos, los cuales constatan la existencia de dicho acto y dan en él su consentimiento (Diplomatica et Sigillographica).