Traductor

lunes, 21 de diciembre de 2015

Felices Fiestas

Estimados lectores, con la llegada de la Navidad, el Archivo del Cabildo cesa su actividad desde hoy; también lo hacemos en este blog, hasta que pasen estas fechas tan señaladas.
Les deseamos una Feliz Navidad a todos y un prospero Año Nuevo, llenos de alegrías y reencuentros.


lunes, 14 de diciembre de 2015

El Palimpsesto

Se llama palimpsesto (del griego “palin”, de nuevo; y "psao", raspar, frotar) al manuscrito que todavía conserva huellas de otra escritura anterior en la misma superficie, aunque borrada expresamente para dar lugar a la que ahora existe.
Esta práctica es muy antigua, sin embargo, fue muy frecuente, sobre todo a partir del siglo VII d.C. (en la Edad Media era una práctica muy común en los grandes centros productores eclesiásticos).
Para restaurar la escritura antigua (y en ocasiones muy erosionada) de los palimpsestos, se hace necesario el uso de técnicas especiales, siendo comunes en la antigüedad la aplicación de tintura de agallas mediante un pincel o la llamada tintura de Giobert de sulfidrato de amoníaco.

Uno de los más célebres palimpsestos es el descubierto en Verona en 1816, que contiene las Institutas, del célebre jurisconsulto romano Gayo. Después, en 1822, el orientalista milanés, Angelo Mai, encontró bajo la escritura de diversos palimpsestos, numerosos fragmentos de autores antiguos como Homero, Símaco, Dión Casio, cartas de Antonino y Marco Aurelio, el Tratado de la República de Cicerón y, en 1853, un gran número de fragmentos de los Santos Padres.


miércoles, 9 de diciembre de 2015

La Cámara Apostólica: el Camarlengo.

El origen del término Camarlengo (también conocido con chamberlain o chambelán), proveniente de "camerarius", se remonta al siglo XII, y era el encargado de la "Camera thesauraria", la cámara del tesoro, actualmente conocida como Cámara Apostólica.
La Cámara Apostólica era el órgano financiero del sistema administrativo pontificio; asimismo se encargaba de parte del gobierno de los Estados Pontificios y de la administración de la justicia. Actualmente la Cámara está formada por el cardenal camarlengo, por el vice camarlengo y por su oficina.
Con el “motu proprio[1]” del Papa Pablo VI “Pontificalis Domus” desaparecieron algunos cargos de clérigos de la Cámara y de prelados adscriptos.
Desde la Unificación de Italia, cuando la Iglesia perdió su poder temporal, los recursos de la tesorería pontificia derivan principalmente del “Óbolo de San Pedro[2]” y de otras limosnas de los fieles, por tanto, la Cámara, como órgano financiero, no tiene ya funciones prácticas. Los personajes que la forman cubren, en realidad, cargos casi honoríficos.
A lo largo de la historia el cargo de Camarlengo ha evolucionado en sus funciones, habiendo desempeñado incluso funciones judiciales. En la actualidad conserva la función de cuidar y administrar los bienes y derechos temporales de la Santa Sede durante el período conocido como “sede vacante”, entre la finalización de un pontificado y el inicio de otro.
El cargo de Camarlengo recaía con frecuencia en un Cardenal, pero esto no fue obligatorio hasta el siglo XVI. Siempre fue asistido por un vice camarlengo, un auditor general y los "clérigos prelados", además de un notario.



[1] Un motu proprio (o también e motu proprio y e proprio motu) es un documento de la iglesia católica emanado directamente del papa, por su propia iniciativa y autoridad. Contiene la promulgación de una ley particular, que modifica y perfecciona la Constitución Apostólica.
[2] El Denario u Óbolo de San Pedro (en latín denarius Sancti Petri) son las donaciones de las diócesis y cristianos católicos del mundo entero al Papa de Roma. Es una colecta efectuada todo los años en todas las comunidades católicas, en la “Jornada mundial de la caridad del Papa”, el 29 de junio o el domingo más próximo a la solemnidad de San Pedro y San Pablo.


lunes, 30 de noviembre de 2015

Recuperación el farol del viático, uno de los tesoros robados de la Catedral de Murcia.

Estimados lectores, esta semana abandonamos nuestra labor científico-divulgativa para comentar una noticia que ha conmocionado a la sociedad murciana y, por ende, a nuestro Archivo. Gracias a la labor del profesor del departamento de Prehistoria, Arqueología, Historia Antigua, Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas de la Universidad de Murcia, Don Francisco Marsilla, director técnico de este nuestro Archivo de la Catedral de Murcia, y de la brigada de patrimonio de la Guardia Civil, se ha recuperado un farol de viático de plata del siglo XVIII que fue sustraído en 1977 del Museo de la Catedral de Murcia.

Aquí os dejamos el enlace a la noticia en varios medios de comunicación:





lunes, 23 de noviembre de 2015

Las escrituras góticas: definición y características.

El adjetivo gótico es aplicado a la escritura y a cualquier otra actividad artística. Es un término utilizado por los humanistas para calificar las creaciones de los siglos XII al XV que ellos consideraban como “bárbaras”, por no acogerse a los cánones clásicos. De ahí que se les dé el nombre de uno de los pueblos germánicos que estuvo implicado en la caída del Imperio Romano
Éstos consideraron este nuevo sistema estético, denominado “gótico”, como una ruptura con el espíritu que caracterizó a la época anterior, la carolina, que significó una vuelta a la unidad política y gráfica.
En el s. XII asistimos también a un verdadero renacimiento:
-        reforma general de los estudios
-        renovación del derecho romano
Esto demuestra que no existe la ruptura que anunciaban los humanistas. En realidad, en este siglo asistimos a un proceso de evolución que se caracterizará por una serie de cambios demográficos, económicos, religiosos y especialmente culturales, que van a estar en relación directa con el renacimiento de las ciudades.
Las características de la escritura gótica son:
  • no es una revolución en la historia de la escritura (no es una escritura original)
  • no es una escritura que se sobreponga a la carolina.
  • es una transformación de un modelo anterior.
  • es la propia carolina en su último estadío, introduciendo unos elementos correctores de las formas.

Sus diferencias se deben a causas técnicas y conceptuales (cambios de mentalidad). Podemos decir que se trató de un movimiento “manierístico” que, a su vez, será sustituido por una tendencia de signo opuesto que significará, de nuevo:
  • un retorno hacia el pasado
  • una vuelta a la “littera antiqua” (Littera antiqua es como los Humanistas llamaban a la carolina).

lunes, 16 de noviembre de 2015

Tipología documental eclesiástica: privilegios.

El canon 76 define el privilegio como "la gracia otorgada por acto peculiar en favor de determinadas personas, físicas o jurídicas. Puede ser concedido por el legislador o la autoridad ejecutiva a la que el legislador haya otorgado potestad para ello. El privilegio concedido por el legislador, se configura como un acto con carácter singular, por el que crea una situación jurídica determinada  dentro del ordenamiento jurídico, sin utilizar la forma del Rescripto ordinario o utilizando la del Rescripto motu propio; el privilegio concedido por la autoridad ejecutiva se articula como el acto de atribución de la potestad que ejerce, para determinar el carácter del privilegio. La concesión de privilegios solamente está reservada a la potestad legislativa; la ejecutiva, sólo puede actuar por delegación.
Cabe distinguir entre el privilegio personal, concedido a una persona, que se extingue con la persona, y el real, concedido a una cosa, lugar, divinidad u oficio, que se extingue al destruirse el objeto o lugar; y cabe que sea de carácter mixto, participando de las condiciones de los anteriores.


lunes, 9 de noviembre de 2015

Documentación parroquial: expedientes, testimonios y otros documentos parroquiales.

Cuando hablamos de documentación parroquial, nos referimos a todo aquel documento que tiene relación con la actividad normal que desempeña una parroquia. La parroquia está dirigida por un presbítero/cura. En este marco se engloban las actas de bautismo, matrimonio y defunción, así como las confirmaciones y expedientes.
Son varios los expedientes que cada párroco está autorizado para promover dentro de su territorio. Sirvan a modo de ejemplo los expedientes matrimoniales, en el que figuran los extremos para cuyo conocimiento se instruye el expediente, datos personales de los contrayentes, impedimentos canónicos, consentimiento matrimonial, dispensas y licencia o examen de los testigos. También son objeto de expediente las concesiones de licencia para la enajenación de bienes o cualquier otra operación que afecte al patrimonio de la parroquia, así como para actuar sobrepasando los limites y el modo de la administración ordinaria.

Modelo de expediente matrimonial del Arzobispado de Valencia

Árbol genealógico incluido en el expediente n. 2.803 de la Diócesis de Granada Elaborado por el cura ecónomo de Alhama de Almería en 1909. Los novios son primos terceros, solteros, de 28 y 23 años de edad (apellidos borrados para mantener anonimato).



lunes, 26 de octubre de 2015

Documentación Episcopal: Actas

El término tiene carácter genérico y abarca todo escrito que de forma auténtica recoja y haga constar cualquier acto del que se puedan derivar efectos jurídicos, creando, modificando o extinguiendo una determinada situación jurídica. En sentido estricto, es un documento auténtico en el que se resumen las deliberaciones y conclusiones habidas en reunión de los miembros integrantes de una sociedad u otra institución colectiva, o en la que se hace constar algún acto o acontecimiento presenciado por la autoridad que extiende el escrito. Este concepto también es aplicable a la documentación diocesana, y así, las deliberaciones de los órganos colectivos asesores del Episcopado también son objeto de las correspondientes actas, como también pueden ser objeto de las mismas la constancia de cualquier acto que se produzca en presencia del Notario diocesano.
En nuestro Archivo, un ejemplo claro son los libros de Actas Capitulares, libros en los que se registra la actividad diaria del Cabildo de la Diócesis de Cartagena-Murcia desde el siglo XVI.


lunes, 19 de octubre de 2015

La norma ISAD (G)

La norma internacional general de descripción archivística (ISAD-G) constituye una herramienta de gestión clave para los archivos, facilitando especificaciones fundamentales para elaborar descripciones archivísticas compatibles nacional e internacionalmente, que pueden aplicarse con independencia del tipo de documento o el soporte en el que se encuentre en el archivo, excepto sellos, registros sonoros y mapas.
Este conjunto de reglas generales es parte de un proceso cuyo fin es facilitar la integración de las descripciones de diferentes archivos en un sistema de información unificado.
La utilidad de esta norma en archivos administrativos es cuestionable, ya que tiene una aplicación preferente sobre conjuntos documentales cerrados, organizados e inactivos.
La ISAD (G) está planteada como un sistema de descripción multinivel que abarca el fondo y sus partes y que se rige por las siguientes reglas:
  • Descripción de lo general a lo específico
  • Información pertinente al nivel de descripción
  • Interconexión de las descripciones
  • No repetición de la información

En cuanto a su estructura, esta norma determina la representación de la información mediante 26 elementos que pueden ser combinados para constituir la descripción de una entidad archivística. Estos elementos se hallan agrupados en 7 áreas de información descriptiva:
  • Área de identificación, que incluye información esencial para identificar la unidad de descripción.
  • Área de contexto, que incluye información sobre el origen y la custodia de la unidad de descripción.
  • Área de contenido y estructura, que incluye información acerca de la organización y materias de la unidad de descripción.
  • Área de acceso y utilización, que incluye información acerca de la disponibilidad de la unidad de descripción.
  • Área de documentación asociada, que incluye información de los documentos que tienen una importante relación con la unidad de descripción.
  • Área de notas, que incluye información específica y aquella que no puede ser incluida en otras áreas.
  • Área de control de la descripción, que incluye información relativa al proceso de elaboración de la descripción.

Para más información sobre la ISAD (G), adjuntamos este enlace:




lunes, 12 de octubre de 2015

La Orden de los Monjes Jerónimos en Murcia

Estimados lectores, esta semana la publicación tiene algo especial; está estrechamente relacionada con la presentación del libro "San Pedro de la Ñora: Un Monasterio Jerónimo en la Huerta de Murcia", que tuvo lugar este pasado viernes día 9 de octubre en la Iglesia de las Monjas Agustinas Descalzas de Murcia. Una obra de nuestro celebérrimo canónigo archivero del ACM, Don Jesús Belmonte Rubio.
El libro es un escrito magnífico, muy riguroso en su contenido, fruto de más de 4 años de intenso trabajo de investigación por un sinfín de archivos. Recomendamos activamente su adquisición y lectura. No debe faltar en nuestras bibliotecas.
A continuación os dejamos un pequeña reseña de la Orden Jerónima y su Monasterio, acompañada de unas imágenes:
El fundador de Los Jerónimos de La Ñora fue, aunque después de muerto, por una disposición testamentaria, Don Alonso de Vozmediano y Arróniz (cuyo blasón ostenta la banda azul de Alfonso Onceno con sus dos dragantes en campo de oro y por orla ocho calderos. Las banderas militares que figuran,, exhiben la media luna africana, para memoria de sus servicios al emperador Carlos V en la campaña de Africa), Regidor de Murcia y Señor de La Ñora Alta y Baja. En 1579 se establecen los monjes en unas casas junto a la iglesia de San Pedro.
En 1625 se inician las obras de un nuevo monasterio que hay que abandonar, debido a los perjuicios que las riadas del vecino Segura, propiciaban en la zona. Así que trasladaron las obras a un cabezo cercano y en 1714 se empieza a levantar el actual monasterio, según proyecto de fray Antonio de San José. Este proyecto era mucho más ambicioso de lo que se construyó y de lo que podemos ver hoy día. Las obras concluyeron en 1736 y el espléndido monasterio fue comparado con el de San Lorenzo del Escorial en Madrid.
Restaurado y rehabilitado, en la actualidad es la sede de la Universidad Católica de Murcia (UCAM).

Blasón de Don Alonso de Vozmediano y Arróniz

Monasterio de los Jerónimos


lunes, 5 de octubre de 2015

La escritura semiuncial

A finales del siglo V d.C. y principios del VI, y a partir de la "minúscula primitiva" que había servido en parte para elaborar la uncial, tiene lugar un proceso de caligrafización que, aceptando algunos de los elementos formales propios del gusto de la época, respeta los modelos alfabéticos usuales. Surge así la semiuncial (también denominada "minúscula antigua" y "litterae Africanae", aludiendo a un posible origen geográfico aun por demostrar) como una escritura propiamente minuscula, con grandes astiles y caídos, de pequeño tamaño y de una fluidez extraordinaria.
Inicialmente, la semiuncial se trazaba con un angulo de 30 grados para adquirir mayor velocidad o con la punta en posición horizontal para conferir a la escritura un claroscuro vertical. Sus características principales son el aislamiento de las entre sí, la pesada artificiosidad de los ojos de los caracteres y la consolidación de los astiles y caídos con forma de espátula. Sin embargo, la semiuncial no aparece constreñida a unas formas estrictas, y no se encuentran formas alfabéticas recurrentes con la suficiente regularidad como para poder asumirlas unívocamente como distintivas de un tipo escriptorio, hasta el punto de que se ha llegado a definir como semiuncial a cualquier manuscrito no capital en el cual concurran al menos cuatro formas no unciales, es decir, minúsculas, que suelen ser b, d, m y r o a, b, g y s u otras combinaciones similares. La semiuncial representa uno de esos casos en que los copistas no supieron o no quisieron sujetarse a los tipos mas caligráficos en uso, o quizás responda a una intencionalidad de mayor libertad en la ejecución del trabajo según el contenido, la finalidad y el destinatario del texto que se escribía.
Así las cosas, sus características de facilidad de trazado y su legibilidad la hicieron ideal para casi todas las necesidades, y pronto se difundió por toda Europa.


b
d
h
f
g
p
q










lunes, 28 de septiembre de 2015

La escritura uncial

Conservada en mas de 500 manuscritos de los siglo IV al VIII d.C., aunque su origen se sitúa en torno al siglo II d.C. Fue el vehículo de transmisión de la cultura clásica en la Edad Media. Esta escritura, primeramente extendida entre los cristianos de Egipto, se convirtió en la escritura oficial (junto a la semiuncial, de la que hablaremos la próxima semana) de la Iglesia Católica.
La uncial, en realidad, es una escritura mixta: las letras que componen su alfabeto no tienen un origen común, no adoptan formas precisas y no fueron incorporadas al mismo tiempo para la constitución de dicho alfabeto. Tienen formas mayúsculas (la mayoría), formas minúsculas (h, l, q) y cuatro formas características unciales (a, d, e, m). Sin embargo, las formas son más redondeadas y, a veces, su trazado es algo fluctuante con respecto a los paradigmas mayúsculos.
Para señalar las mayúsculas, el escriba trazaba normalmente letras unciales pero de mayor tamaño, aunque ocasionalmente se utilizaron también capitales, pero siempre trazadas con la misma pluma que el resto del texto. Puede que estén algo exageradas o decoradas, pero la impresión dominante en la pagina uncial es de nitidez y sosiego, pues parece que existió una intencionalidad de simplicidad en la presentación.





lunes, 21 de septiembre de 2015

La Dispensa

Define el vigente Código de Derecho Canónico de 1983 la dispensa como "una relajación de la Ley meramente eclesiástica en un caso particular", y puede ser concedida por quien tiene potestad ejecutiva y por quien, por derecho propio o por legitima delegación, ejerce explicita o implícitamente la potestad de dispensar (canon 85). El Obispo diocesano puede dispensar a los fieles de las leyes disciplinarias, universales o particulares, promulgadas por su Diócesis, pero no puede dispensar de las leyes procesales o penales, ni de aquellas cuya dispensa corresponda únicamente a la Sede Apostólica o a otra autoridad, excepto el caso de urgente necesidad y peligro de grave daño en la demora, tratándose de una dispensa que la Santa Sede suele conceder en iguales circunstancias (canon 87). El Ordinario del lugar puede dispensar de las leyes diocesanas y de las promulgadas por el Concilio regional o provincial, o por la Conferencia Episcopal (canon 88). El Párroco y los demás presbíteros solo pueden dispensar de la ley universal o particular cuando se les haya concedido expresamente potestad para ello (canon 89).


lunes, 14 de septiembre de 2015

Tipología documental bajomedieval en Aragón y Cataluña

Este período comienza en el año 1137, fecha del matrimonio del Conde de Barcelona Ramón Berenguer IV con la Princesa doña Petronila, hija del Rey de Aragón Ramiro II, el Monje, y de doña Ines de Poitiers, tomando el Conde el título de Príncipe de Aragón y conservando el de Reina doña Petronila.
A esta unión se adhirieron otros territorios, aumentando el ámbito de la Corona aragonesa-catalana: Mallora (1229) y Valencia (1238), con Jaime I; Sicilia (1282), con Pedro III; Menorca (1287), con Alfonso III; Cerdeña (1234), Jaime II; y Mallorca de manera definitiva (1344) con Pedro IV.
Diplomáticamente, hasta el reinado de Jaime II (1291-1327), hermano y sucesor de Alfonso III, no se introducen particularidades que den carácter a la documentación aragonesa-catalana.
EN ella se utilizan tanto el pergamino como el papel. El primero se utiliza de forma apaisada, y se escribe el documento con la letra típica aragonesa en su modalidad transitoria hacia el gótico. Se extienden así los privilegios solmenes, de tipo notificativo. También se escriben privilegios menores, como confirmaciones o mercedes, documentos de tipo administrativo y actas notariales, también con estructura notificativa. En papel se redactan cartas reales, que suelen ser mandatos de tipo intitulativo y nombramientos. Destacan los Registros, cuadernos de papel en lo que, por orden cronológico, se van asentando los documentos emanados de la Cancillería real. Comienzan en el reinado de Jaime I.
Como característica de la estructura diplomática de estos documentos puede señalarse su frecuente separación en dos partes. La primera, conteniendo el protocolo y el cuerpo del documento; la segunda, contenida por el escatocolo. Entre ambas partes suele figurar el signo real con la intitulación repetida.


lunes, 7 de septiembre de 2015

Tipología documental altomedieval catalana

La etapa inicial abarca desde la fundación de la Marca Hispánica en el siglo VIII, hasta su unión con el Reino aragonés en 1137.
Las características de la documentación catalana en este tiempo son muy semejantes a la de los Reinos peninsulares: uso preferente del pergamino en forma apaisada, escritura visigótica y carolina, etc., si bien cabe diferenciar documentos públicos y documentos privados.
Como elementos diplomáticos diferenciadores cabe resaltar que la data figura, hasta el siglo XI, conforme al cómputo de los Reyes francos, y, más adelante según el cómputo de la Encarnación (considera el 25 de marzo el primer día del año), en la modalidad florentina que, en relación con el cómputo de la Circuncisión, supone el comienzo del año tres meses mas tarde.


lunes, 31 de agosto de 2015

Tipología documental altomedieval en Aragón

Hasta la unión de Aragón y Cataluña en el año 1137, se considera por separado la documentación de ambos.
Los documentos que corresponden a la primera época del Reino de Aragón suelen estar escritos en pergamino grueso, algo tosco, disponiéndolo en forma apaisada. Su escritura es la visigótica redonda, con características propias, que se extendió hasta el reinado de Alfonso II (1162-1196), y se utiliza el latín con reflejos de la lengua vernácula.
También se conocen privilegios, cartas reales y mandatos. En estos documentos destaca que el año de la data va conforme a la Era Hispánica, y el día y el mes según el sistema del calendario romano. Aparecen validados con la suscripción y los signos reales, éste muy variado, como la Cruz de Sobrarbe de Ramiro I, o la cruz, alfa y omega, inscritos en un círculo, de Ramiro II. La enumeración de confirmantes figura en línea. El matrimonio de la Reina Doña Urraca de Castilla y Don Alfonso I el Batallador, Rey de Aragón, las cancillerías de manos Reinos despacharon indistintamente la documentación aragonesa y castellana, dando lugar a cierta mezcla de caracteres de escritura.


lunes, 24 de agosto de 2015

Tipología documental medieval navarra

Se diferencian dos épocas cuando se estudia la diplomática del Reino de Navarra, separadas por el siglo XIII. Los documentos anteriores a este siglo están escritos en pergamino, por regla general en forma apaisada. Utilizaban letra visigótica cursiva (en el siglo X) y letra visigótica redonda y carolina (en las centurias siguientes), ambas semejantes a la presente en la documentación castellana contemporánea.
Se suelen señalar tres tipos de documentos reales navarros:
  • Privilegios
  • Cartas reales
  • Mandatos
Todos son muy semejantes a los documentos castellanos que tienen igual denominación.
Durante la segunda época, a partir del siglo XIII, se amplía el número de los modelos anteriores con la aparición y uso de cartas abiertas, normalmente de tipo notificativo y validadas con sello de cera pendiente. En los siglos XIV y XV, se extienden documentos siguiendo la pauta de modelos franceses, en pergamino o en papel, en los que su escritura cursiva suele decorarse en las letras iniciales.


lunes, 17 de agosto de 2015

¿Qué son los Archivos Notariales?

El Notario o escribano es el funcionario público autorizado para dar fe, conforme a las leyes, de los contratos y demás actos extrajudiciales. Los notarios forman los protocolos, entendidos como la colección ordenada y encuadernada de las escrituras matrices realizadas por un escribano durante un año. Tanto el Notariado como el Protocolo, surgen en la Edad Media y son regulados en Las Partidas, en la Pragmática de Escribanos dada en Alcalá de Henares en 1503 y en la Ley del Notariado de 1862. Esta última Ley establece unas demarcaciones notariales, que serían determinadas por la Dirección General de Registros y del Notariado, reduce el número de escribanías existentes, cambia el nombre de escribanos por el de notarios y establece que los Protocolos son propiedad del Estado. El Notario ejerce la Fe Pública únicamente en su respectivo distrito notarial, salvo en los casos de habilitación especial. Los particulares tienen derecho a la libre elección de notario.

A lo largo del Antiguo Régimen los escribanos van heredando, con los respectivos oficios, los archivos de sus antecesores. La mención expresa a la existencia de Archivos de Protocolos surge con la Ley de 1862, con precedentes en las Ordenanzas del Colegio de Escribanos y Notarios del Reino de 1747 y los Proyectos de Leyes del Notariado de 1844, 1847, 1855, 1857 y 1858. Sin embargo, no será hasta 1869, mediante el Decreto de 8 de enero, cuando se haga mención expresa a la creación de Archivos Notariales. El Decreto de 12 de noviembre de 1931 sobre régimen y denominación de los Archivos Histórico Provinciales establece la transferencia a estos archivos de los protocolos notariales de más de 100 años de antigüedad. Esta normativa se completa con el Decreto de 2 de marzo de 1945 por el que se reorganiza la sección histórica de los archivos de protocolos, de tal manera que los protocolos permanecen durante 25 años en la notaría que los ha producido, de los 26 a los 100, que son transferidos a los Archivos Histórico Provinciales, son custodiados por los Archivos de Distrito Notarial.


lunes, 10 de agosto de 2015

El Archivo General de la Fundación Casa Medina Sidonia

Esta semana queremos hacernos eco de la noticia que ha sacudido el mundo de los archivos y, por primera vez, dejaremos a un lado nuestras publicaciones semanales.
Ha salido a la luz que los hijos de la difunta Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura (1936-2008), XXI Duquesa de Medina Sidonia, pretenden declarar inoficiosa la Fundación Casa Medina Sidonia, fundada por la Duquesa en 1990, alegando que los bienes aportados para su creacion, entre ellos el archivo familiar (Archivo General de la Fundación Casa Medina Sidonia -AGFCMS-), descapitalizaron la Casa y perjudicaron su caudal hereditario al poder disfrutar del tercio de la legitima que les corresponde por ley.
Ha surgido a raíz de esta noticia, y para intentar evitar que el archivo nobiliario privado más importante de España podría verse fragmentado, disperso, vendido, para satisfacer le legítima de los herederos de la que han denominado "Duquesa Archivera", una plataforma ciudadana en defensa de la Fundación.
Actualmente, la Fundación la preside Liliane Marie Dahlman, con la que la Duquesa casó en 2008 en articulo mortis.
No vamos a emitir ningún tipo de juicio o sentencia a este respecto, lo único que deseamos es que los documentos que la Fundación custodia, vitales para la historia de muchos pueblos y ciudades de España, no terminen perdidos o vendidos y expuestos en otro sitio que no sea su actual sede (Sanlúcar de Barrameda); descontextualizar la documentación es uno de los grandes errores que se han venido cometiendo a lo largo de nuestra historia como país. Además, sería tirar por la borda todo el esfuerza que la Duquesa realizó en vida.
Sin más nos despedimos y os emplazamos a que reflexionéis sobre este hecho.


lunes, 3 de agosto de 2015

¿Qué es la criptografía?

Etimológicamente, se define como la ciencia que estudia la escritura escondida u oculta. Además de esta nomenclatura, se ha denominado a este sistema de escribir mediante signos convencionales poligrafía, estenografía, pasigrafía y esteganografía, amén de escritura cifrada, diplomática o en calve, por emplearse de manera común por los gobiernos y sus representantes diplomáticos.
Su finalidad no es otra que ocultar el contenido de textos a otros que, por su natural y trascendencia, sólo los deben conocer los interesados. De ahí que se trate de una disciplina que enseñe a diseñar cifrarios o códigos secretos -a escribir en un lenguaje pactado mediante el empleo de claves o cifras-.
Por ende, a la interpretación mediante análisis de los cifrarios construidos por los criptógrafos una denominación más adecuada seria criptoanalizar. Este examen puede verificarse conociendo la clave o ignorándola, por lo que conviene distinguir entre el descifrado o descodificado y el descriptado o perlustrado, respectivamente.



lunes, 27 de julio de 2015

¿Qué es el papel Vitela?

El papel vitela (del francés antiguo Vélin) es un tipo de pergamino, para hacer las páginas de un libro o códice, caracterizado por su delgadez, su durabilidad y su lisura. Estrictamente hablando, el papel vitela debería ser sólo hecho de piel de becerro (vitela), pero el término comenzó a ser usado para designar un pergamino de calidad muy alta, independientemente de qué animal venga la piel con la que fue hecho.
El papel vitela era originalmente un material translúcido u opaco producido de piel de becerro que tenía que ser mojada, sometida a un proceso con cal, y esquilada, y luego secada a temperatura ambiente bajo tensión, usualmente dada por un dispositivo de madera llamado marco estirador. Los términos papel vitela y pergamino se volvieron confusos; tradicionalmente el primero está hecho de piel de becerro, y en consecuencia tenía uno de sus lados un poco más granulado, mientras que el segundo era producido de la piel de una oveja o cabra u otra clase de piel, y en consecuencia no tenía un lado granulado. La distinción importante entre papel vitela (o pergamino) y cuero es que el primero es más claro porque es preparado esencialmente por el remojo de la piel en cal y un secado bajo tensión.

Vitela de 1638


lunes, 20 de julio de 2015

4000 visitas!

Estimados lectores, hemos superado las 4000 visitas esta semana pasada. Es para nosotros un orgullo y una satisfacción el comprobar cómo nuestra labor de acercamiento a aquellos temas referentes a la Paleografía y ciencias afines, que no son muy conocidos en el mundo de la historia, tiene sus frutos.
Seguiremos trabajando para ofreceros más conocimientos, así como para mejorar en aquellas parcelas que sean pertinentes.
Os agradecemos vuestras visitas semanales; sin vosotros, nuestra labor quedaría en el olvido.

Ahora, a por las 5000 visitas.

Gracias!

El negocio en la Antigüedad: La Carta Partida por ABC

Según el diccionario de la lengua castellana, la carta partida por ABC es un instrumento que se otorgaba entre dos o más interesados en un negocio o contrato. Se escribía dos o más veces (tantas como partes interesadas hubiera) en un mismo soporte -normalmente pergamino-. En medio de los escritos se insertaban en un módulo mayor que el resto del documento las letras ABC (aunque a veces incluían la D, la F y la G, para que ocupasen todo el ancho del documento). Se partía el soporte cortando dichas letras, de modo que la mitad de estas quedaban en uno de los contratos gemelos y la otra mitad en el otro, y en ambas partes quedaba de un mismo tenor escrito todo el contrato. Los dos pedazos resultantes eran originales (de ahí que diplomáticamente la Carta partida por ABC se considere un original múltiple). Se conoce también con el nombre de “littera bipartita” e “in duas partes divita”.
Es un tipo de documento que permitía fácilmente su autentificación al estar partido en varios trozos, después de escrito. Bastaba afrontar los cortes de los ejemplares para ver su correspondencia entre sí. Durante los siglos XI y XII fue muy utilizada por toda Europa.
Los documentos reales partidos por ABC, no son muy comunes. Abundantes en solemnidades las escrituras otorgadas por los monarcas, no era tan hacedera su falsificación, que se necesitase acudir a semejante expediente para evitaría. Los pocos que existen son contratos en que el monarca interviene como parte.
A continuación les mostramos algunos ejemplos de este tipo documental en los que el corte está hecho en la parte superior:







lunes, 13 de julio de 2015

Las abreviaturas en Paleografía (V): el sistema abreviativo de los siglos XVI y XVII.

Signos abreviativos
Podían poseer carácter genérico (signos especiales de abreviación). Eran el punto y la línea.
Podían circunscribirse a una sola letra o a una combinación de ellas (signos especiales de abreviación). Mientras que los signos generales eran una simple indicación de que la palabra a la que afectaban estaba abreviada, los signos especiales poseían un determinado valor y suplían una letra i un grupo de ellas.

Modos especiales de abreviar
Destacan las letras sobrepuestas con carácter abreviativo, ya utilizadas en las Notae Iuris. A partir del siglo XV disminuye su uso. Deben considerarse como abreviaturas por letras sobrepuestas exclusivamente las vocales que tienen un valor fijo según la letra a la que corresponden.

Abreviaturas por suspensión o apócope
Entra en decadencia a partir del siglo XVI. Las siglas se consideran parte de este sistema, ya que constituyen una suspensión completa.

Abreviaturas por contracción
Este tipo de abreviatura es el predominante en la escritura cursiva procesal. Pueden clasificarse en:

  • Contracción completa.
  • Contracción expresada por un grupo de letras iniciales.
  • Contracción en la que aparece un grupo de letras medias.
  • Contracción en la que todas las letras conservadas están escritas en la caja del renglón.
  • Grupo especial en el que se mezclan los sistemas de contracción y de suspensión.


lunes, 6 de julio de 2015

Las abreviaturas en Paleografía (IV): las abreviaturas a partir del siglo XV.

A pesar de la gran variedad y de la libertad de los escribanos, en la redacción de documentos de la época moderna se pueden observar modos constantes de abreviar, cuyo origen podríamos encontrar en la misma letra de la que se deriva, la que llamamos letra procesal, o lo que es igual, en el sistema abreviativo de la letra cortesana.
En este proceso podemos advertir que, mientras que a principios del siglo XV existe un mayor apego a las formas tradicionales, a medida que se avanza en dicho siglo se va perdiendo el significado de los signos primitivos y se llega a combinaciones sin apenas precisión. Ocurre lo mismo con el empleo de las vocales sobrepuestas. Dichas vocales, que en su origen tuvieron un significado especial de abreviación, a partir del siglo XVI se usan para contribuir a la cursividad de la escritura o se convierten en signos difícilmente identificables.
En la época que nos ocupa, el carácter cursivo dominante posibilita que ciertas palabras adopten con gran uniformidad una grafía especial en la que ya resulta difícil señalar las letras que las componen y las que han sido suprimidas. Ello da lugar al mantenimiento de formas especiales de abreviación.
Al mismo tiempo, la abreviación suspensiva, típica de la escritura cuidada, pierde su interés ante la facilidad que el carácter ligado de la letra procesal proporciona a la suspensión de letras, especialmente a las vocales ante -r o -s en posición final.


sábado, 4 de julio de 2015

Visitas a la Torre

Estimados lectores, ya ha comenzado la temporada de verano y, con ella, las visitas nocturnas a la Torre de la Catedral de Murcia. A los horarios ya existentes se añade para estas fechas una visita nocturna a la Torre que os hará descubrir la historia de dicha estructura y, por supuesto, de Murcia. Las vistas de Murcia por la noche desde el Piso de las Campanas son maravillosas.
A continuación os dejamos el enlace con el sitio web del Museo de la Catedral, que gestiona las visitas. Muy recomendable sin duda. Esperamos que os guste.



lunes, 29 de junio de 2015

Las abreviaturas en Paleografía (III): las abreviaturas en la Baja Edad Media.

Los signos abreviativos
De los conocidos, el punto, la linea y las letras sobrepuestas, las últimas, no utilizadas en el período visigótico, se usaron de manera muy abundante en esta época.
En los siglos XV y XVI es frecuente encontrar abreviaturas formadas por un grupo de letras iniciales y la final de la palabra como exponente (caº: capitulo).

Las abreviaturas por suspensión
Llevan habitualmente sobre la última letra conservada de la palabra, uno de los signos de abreviación generales. Con respecto a la suspensión simple, destacar la tendencia a abreviar los finales verbales en it, unt y la sílaba -sis, de los adjetivos acabados en -ensis.

  • Suspensión simple: Cordub = Corduba
  • Suspensión mixta y silábica: at = autem / oscn = oscensis
Las abreviaturas por contracción
Son medievales. Aumentan en la época carolingia aunque no llegan a suprimir el sistema de suspensión y decae a finales de la Edad Media. Este sistema es el más perfecto, ya que al expresarse la desinencia de la palabra permite, al resolver la abreviatura, darle su verdadera forma gramatical, algo mucho mas difícil con el sistema de la suspensión (habo: habeo).




lunes, 22 de junio de 2015

Las abreviaturas en Paleografía (II): abreviaturas en la escritura visigótica.

Los tipos de abreviaturas más utilizados fueron:
  • Los signos abreviativos
  • Las abreviaturas por suspensión o apócope
  • Las abreviaturas por contracción o sincopa

Los signos abreviativos
Existían dos signos: la línea horizontal o un poco ondulada, utilizada en la minúscula, y un signo más ondulado para letra cursiva.
El trazo horizontal se usaba para sustituir la m y la n. debajo de la b y, a veces, de la l, n y t se usaba un signo especial indicando el final en is. Otros signos abreviativos especiales se utilizaban para las silabas per, qui y finales en um y us.

Abreviaturas por suspensión
Se encuentran suspensiones simples del tipo s: sanctus, y suspensiones mixtas y silábicas del tipo cnl: concilium y pp: Procter.

Abreviaturas por contracción
Se caracterizaban por la tendencia a conservar de una palabra sólo las consonantes o su mayoría y a eliminar todas o la mayor parte de las vocales, como por ejemplo aumautem.




lunes, 15 de junio de 2015

Las abreviaturas en Paleografía (I): introducción y clasificación.

Introducción

Ya desde el principio de la escritura, se venían utilizando las abreviaturas destinadas a conseguir una mayor velocidad en la escritura y un ahorro en los materiales. A modo de ejemplo, destacamos:
  • El uso de las siglas en latín (siglos III-II a.C.).
  • Las notas tironianas (siglo I a.C.), arcaico precedente de lo que luego se llamo, notas taquigráficas.
  • Notae Iuris (siglo II d.C.).
  • Nomina Sacra (siglos IV-VI d.C.), contracciones usadas para traducir nombres sacros del griego al latín.
Ya en época medieval, existían algunas obras publicadas sobre el uso de las abreviaturas (Braquigrafía), entre ellas:
  • Appendix Probi, de Valerio Probo (siglo III d.C.).
  • Notarum Laterculi, un listado  de abreviaturas de los siglos IX-X d.C.
  • Modus legendi abreviaturas in utroque iure, del siglo XVI d.C.
A lo largo de la historia de las abreviaturas se han usado más cuanto más perfecta era la escritura (fijémonos en la letra carolina). En los tipos de letra más cursivos, las abreviaturas casi desaparecen (como en la letra procesal encadenada). El predominio de esta escritura cursiva en la mayor parte de los documentos de la segunda mitad de la decimoquinta centuria determinará las características del sistema abreviativo de los siglos ulteriores.

Clasificación

Abreviaturas por signo general: dicho signo consistía en una raya encima de la palabra abreviada.
  • Suspensión o apócope: se empieza a escribir y nunca se llega a terminar. Faltan las letras finales.
  • Suspensión pura o siglas.
  • Suspensión normal o simple.
  • Suspensión simple o silábica.
  • Contracción o síncopa: como mínimo figuran la primera y la ultima letra.
  • Contracción pura.
  • Contracción mixta, impura o silábica.
Abreviaturas por signo especial: dicho signo siempre tenía un valor exacto (per, pro).
  • Con valor fijo.
  • Con valor relativo.
Abreviaturas por letra sobrepuesta: consistían en una letra que iba encima de la palabra y que hacía de abreviatura. Generalmente se trataba de una vocal.
  • Vocales sobre Q abreviaban U.
  • Vocales sobre CPTU abreviaban R.
  • Vocales sobre G abreviaban R,N,U.
Otras veces hacían de signo general y abreviaban más letras (por ejemplo, en los apellidos por García).


lunes, 8 de junio de 2015

La estructura diocesana en la Edad Moderna

Las Diócesis, como unidades administrativas a cuyo frente se encontraba el Obispo, se potenciaron al atribuirles la facultad de intervenir en los asuntos que antes estaban mediatizados por el Cabildo. De ahí que se crearan nuevas Diócesis. Éstas estaban divididas en parroquias, a cuyo frente se encontraba un párroco, que contaba con sus propias rentas, de las que participaba el Obispo (Mesa episcopal).
Los órganos de gobierno de la Diócesis, en la Edad Moderna, eran los siguientes:
  • El Cabildo Catedralicio, o reunión de los eclesiásticos que ocupan diversos cargos en la Iglesia Catedral, aunque se configura como órgano asesor del Obispo. En realidad, tenía un peso más importante en el gobierno de la diócesis al contar con su propio patrimonio (Mesa capitular). Fundamentalmente intervenía cuando el Obispo se encontraba ausente o dejaba su sede vacante.
  • El Obispo, verdadera autoridad de la Diócesis, que era nombrado directamente por el Sumo Pontífice desde Roma.
Junto a las Diócesis existieron los llamados Territorios exentos y las Jurisdicciones privilegiadas, a donde no llegaba la autoridad del Obispo aunque se ubicase en su Diócesis. Los Territorios exentos eran territorios controlados por otras dignidades eclesiásticas /abades, presbíteros, etc.), y las Jurisdicciones privilegiadas eran controladas por las Ordenes Militares.


lunes, 1 de junio de 2015

Abreviaturas eclesiásticas: Clasificación.

El hábito y la convivencia son hoy día el motivo principal para el uso de abreviaturas. La mayoría de aquellas de uso actual caen bajo uno u otro de los siguientes encabezados:

  • Administrativas: usadas en la composición de documentos pontificios, pueden incluirse bajo este encabezado todas las formas que se usan en la relación ordinaria para dirigirse a individuos o a miembros de órdenes religiosas, congregaciones, institutos, etc., a las que se puede añadir las formas de dirigirse a miembros de las Sociedades Católicas de laicos y los Ordenes Papales al merito. Las abreviaturas de los títulos de las Congregaciones Romanas y las de autoridades eclesiásticas canónicas individuales también pertenecen a esta clasificación.
  • Litúrgicas: usadas en las descripciones de actos litúrgicos o en las instrucciones para su realización, como por ejemplo, la Santa Misa, el Oficio Divino (Breviario), etc. Aquí también quedan clasificadas las formas abreviadas para el nombre de Dios, Jesucristo y el Espíritu Santo. También los nombres de la Virgen María, de los Santos, así como las abreviaturas usadas en la administración de los Sacramentos, epitafios mortuorios, etc. Finalmente, se incluyen algunas abreviaturas misceláneas tales como las usadas en la publicación de documentos concernientes a la beatificación y canonización.
  • Escolásticas: usadas para designar títulos honorarios adquiridos en las escuelas, para evitar la repetición de títulos extensos de libros y revisiones, o para facilitar la referencia a la legislación eclesiástica y civil.
  • Cronológicas: usadas para describir los elementos del año civil o eclesiástico.

lunes, 25 de mayo de 2015

Abreviaturas eclesiásticas: Historia.

Las palabras comúnmente abreviadas en todos los tiempos son nombres propios, títulos (oficiales o acostumbrados) de personas o corporaciones y palabras de ocurrencia frecuente.
Entre los siglos VII y IX el antiguo sistema de abreviaturas romano dio paso a uno más difícil, que gradualmente creció en las casas monásticas y en las cancillerías de los nuevos reinos teutones. Escribas merovingios, lombardos y anglosajones ofrecen, cada uno, sus propias abreviaturas, sin mencionar la única "scotica manus" o "libri scottice scripti" (letra manuscrita irlandesa o libros escritos en la letra manuscrita irlandesa medieval). Eventualmente tales centros productivos de manuscritos técnicos como la Cancillería Papal, las escuelas teológicas de París y Oxford, y la escuela de ley civil de Bolonia, impusieron los estándares de las abreviaturas para toda Europa. Los manuscritos medievales abundan en abreviaturas, debido en parte al abandono del uncial, o cuasi uncial, y casi universal de la letra cursiva. El escritor medieval heredó unas cuantas de éstas de la antigüedad cristiana; otras las inventó o adaptó a fin de ahorrar tiempo y pergamino (éstas se encuentran especialmente en manuscritos de teología escolástica y derecho canónico, anales y crónicas, la ley romana y documentos administrativos, civiles y privilegios, bulas, rescriptos.). Las abreviaturas se multiplicaron con el tiempo y nunca más fueron tan numerosos como en la víspera del descubrimiento de la imprenta; muchos de los primeros libros impresos ofrecen esta peculiaridad junto con otras características de la página manuscrita. El desarrollo de la imprenta trajo consigo el abandono de muchas abreviaturas al mismo tiempo que sugirió e introdujo nuevas, un proceso también favorecido por el crecimiento de la legislación eclesiástica, la creación de nuevos oficios, etc. Hubo menos abreviaturas medievales en el texto de libros muy usados en publico (misas, antifonarios...). De cualquier modo, las necesidades del estudiante parecen haber sido la causa de la mayoría de las abreviaturas medievales. Los medios de abreviación normalmente eran punto y seguido o dos puntos (mayoritariamente en la antigüedad romana), el punto y coma (que eventualmente se convencionalizó) y líneas (horizontales, perpendiculares, oblongas, curvas onduladas y comas). Los sonidos de las vocales se escribían encima de las consonantes. Algunas letras como la "p" o la "q", que aparecen con extrema frecuencia, por ejemplo en preposiciones y terminaciones, se convirtieron en fuente de muchas abreviaturas peculiares. Del mismo modo las palabras recurrentes como "et" (y) o "est" (es).


lunes, 18 de mayo de 2015

Grimorios

La palabra "grimorio " procede del francés "grimoire" y ésta de una alteración gramatical de la Edad Media donde las "gramáticas" latinas se usaban para la educación en las escuelas y las universidades, mientras que la mayoría de la gente sospechaba que estos libros eran para aprender a practicar la magia.
Otra versión sobre el origen de esta palabra, mucho más aceptada por los magos, mantiene que grimorio proviene de la palabra italiana "rimario" que significa: "composición de versos".
Los grimorios son textos donde se recopilaban los conocimientos mágicos de los magos en la Edad Media, es decir: alquimistas, herbolarios y todos aquellos que practicaban alguna de las ciencias ocultas. También contienen fórmulas mágicas, símbolos, como las correspondencias astrológicas, conjuros y rituales, e instrucciones para comunicarse con los ángeles y también para invocar a los espíritus y demonios.
El primer "grimorio" del que se tienen noticia es conocido como "La Clavícula de Salomón", que fue publicado en lengua griega entre el siglo I y IV de nuestra era.
Otros "grimorios" famosos son:
  • La Gallina Negra
  • El Petit Albert
  • Grimorio de San Cipriano
  • Liber aneguemis (Libro de las leyes), también conocido como "El libro de la vaca" (Liber Vaccae), "La vaca de Platón" o "Activarum Liber Institutionum", s. XII-XIII
  • Picatrix (S. XIII) traducción de la obra árabe Gāyat al-hakīm
  • El Heptamerón, Pietro d'Abano, 1290
  • El Libro de la Magia Sagrada de Abra-Melin el Mago, 1458
  • El Grimorio Secreto de Turiel, 1518
  • El Gran Grimorio, 1522
  • Antipalus Maleficorum comprehensus
  • De daemonum de praestigiis, 1577
  • Clavicula Salomonis, s. XVI
  • Galdrabók, grimorio islandés
  • El Lemegeton Clavicula Salomonis o La Llave Menor de Salomón, s. XVII
  • El Enchiridion Leonis Papae o Libro del Papa León III
  • El Liber Juratis, Grimorium Honorii Magni o Libro del Papa Honorio III
  • La Clave Mayor de Salomón, 1641
Aquí os dejamos unas imágenes: