Traductor

lunes, 29 de diciembre de 2014

Blog de interés

Estimados lectores, aquí os enlazamos un interesante blog sobre patrimonio. Aporta una nueva visión muy creativa. Os lo recomendamos vivamente.



Estilo de la Navidad

No todos los documentos datados por la era cristiana (método de datación explicado anteriormente en este blog) hacen coincidir el comienzo del año en la misma fecha. El estilo de la Navidad (anno a nativitate, anno nativitatis) es también llamado "estilo romano", por haber sido usado en la cancillería pontificia. El comienzo del año se hace coincidir con el nacimiento de Cristo, esto es, el 25 de Diciembre. Las datas coinciden, hasta el 24 de diciembre, con el estilo de la Circuncisión (que explicaremos la semana que viene), pero desde el día 25 al 31 de diciembre hay que añadir un año más.
Fue empleado este estilo desde el Imperio Carolino hasta el inicio de la Edad Moderna. En España su uso fue frecuente, sobre todo en la documentación aragonesa de los siglo XIV y XV.


lunes, 22 de diciembre de 2014

Contrasello y subsello

Debido a que ha sido relativamente fácil falsificar desde antiguo el instrumento con que se aplicaba y estampaba el sello, se tomaron algunas precauciones para evitarlo. Por ejemplo, fue costumbre destruir los sellos personales al fallecer su titular, sobre todo los sellos reales; en las Partidas y otros textos legales se establecieron penas para los falsificadores; se exigía rigurosa selección de las personas depositarias de los sellos, y también fue muy frecuente el uso del contrasello y del subsello.
El contrasello era un sello menor, más pequeño, que se improntaba en el reverso de un sello principal. Podían uno y otro pertenecer al mismo titular, pero a veces, el contrasello pertenecía a otra persona cuyo concurso se requería para garantizar y reforzar la autoridad del sello principal, de igual forma que la persona titular del contrasello garantizaba a la persona titular del sello principal.
Cuando, con el mismo propósito, se unía al sello principal otro menor colgado debajo en un mismo soporte, este sello menor se denominaba subsello (en ocasiones se colgaban varios, unos a continuación de otros).

Sello y contrasello de Don Arderico, durante su episcopado en Palencia.


lunes, 15 de diciembre de 2014

Interesante blog

Estimados lectores, os recomendamos este blog, en continua formación y actualización, obra de un estudiante del grado en historia de la Universidad de Murcia, creado con el objetivo de aplicar las TIC a la difusión del patrimonio histórico, en este caso de Caravaca de la Cruz.

Aquí os dejamos el enlace:



Era del pontificado

Los primeros pontífices de la historia fechaban la documentación según la era de los cónsules y los emperadores romanos. Pero, a partir del pontificado de Adriano I, la cancillería pontificia empezó a datar los documentos por el año del pontificado, cuyo comienzo es el día de consagración de los papas. Para la documentación emitida desde el día de la elección al de la consagración, se emplea la fórmula: "suscepti a nobis apostolatus officcii anno I".
En la reforma del Papa Adriano I, y en la fórmula cronológica adoptada: "regnante Deo et salvatore nostro Jesu Christo cum Deo parte et Spiritu Sancto", se ha visto un claro significado político, ya que explicita la dependencia del Papa únicamente de Dios.
Por analogía con la era del pontificado, se encuentra en algunos documentos religiosos y en otros civiles, cuya fecha está hecha tomando como punto de inicio la consagración y el inicio del mandato de los obispos o la toma de posesión del poder civil.


martes, 9 de diciembre de 2014

Las tintas

Para fijar la escritura al soporte pueden utilizarse varios sistemas pero, en la Diplomática documental, éste ha sido, desde el Medievo, salvo para signos especiales, la tinta.
Ésta es una mezcla de un colorante en un disolvente y un aglutinante (como goma vegetal, miel, clara de huevo o aceite), a la que se le añade algún ácido para que actúe como "mordiente" y penetre en el soporte, fijándola al mismo. Desde la Edad Media a la actualidad, la tinta más usada ha sido la metaloácida, que utiliza como mordiente sulfato de hierro, lo cual explica muchas de las alteraciones en la conservación que encontramos en los documentos hoy día: taladraduras, aureolas amarillentas, oxidación, entre otros.
A partir de la decimonovena centuria, la gama de tintas se complica, apareciendo una gran variedad que a continuación pasamos a explicar:
  • De sepia: se obtiene del pigmento de un árbol del mismo nombre y tiene un color parduzco y degradable con la luz y el cloro del papel.
  • De anilinas: se obtiene a partir de grasa vegetal oxidada.
  • De ácido acético: se empleaba para la máquina de escribir y se constituía de agua y acohol como disolvente y ácido acético como mordiente, lo cual implica la aparición de aureolas y limita su perdurabilidad.
  • De anilinas semigrasas: se emplean en los bolígrafos desde 1935 y se usa alcohol o acetona como mordiente, repitiéndose los problemas de la tinta de la máquina de escribir.


lunes, 1 de diciembre de 2014

La letra de privilegios

En la Corona de Castilla, para la documentación más solemne, se utilizó entre el siglo XIII y el XVI, la denominada minúscula diplomática o letra de privilegios. Ésta es una derivación de la minúscula libraría para empleos documentales y sus características son:
  •  Ausencia de angulosidad.
  • Alargamiento de los astiles en relación con el cuerpo de las letras.
  • Prolongación de los caídos hacia la izquierda, con poca naturalidad, aunque no siempre.
  • Las letras suelen estar bien separadas entre sí, salvo cuando tiene lugar la unión de las curvas contrapuestas.
En lo que respecta a las formas de las letras más características destacar:
  • La a tiene un capelo poco pronunciado.
  • La c diferencia bien de la t.
  • La ç se diferencia bien de la z, que al final de palabra adquiere una forma similar a un 5.
  • La g tiene el ojo superior cerrado y tiende a cerrar el caído.
  • La d adopta una forma uncial.
  • Para el valor doble de la r se emplea la R.
  • La s alta, utilizada en posición inicial y media, no baja de la caja de escritura, mientras que al final de palabra se emplea la de doble curva.