Traductor

domingo, 28 de septiembre de 2014

Los Archivos eclesiásticos

El Archivo se considera como un depósito ordenado y estable de documentos escritos en materiales blandos. Ésta definición exige que este depósito no tenga carácter eventual, sino estable; y que sea ordenado, conforme a un orden determinado. El archivo exige que este orden sea científico por la calidad de las cosas depositadas en él, y por la necesidad de que éstas puedan ser localizadas con prontitud.
Muchos tipos de archivos existen pero hoy nos centraremos en los eclesiásticos, todos aquellos cuya administración es ejercida por una organización religiosa dentro de una determinada jurisdicción. En los países occidentales se trata de aquellos archivos que están bajo la tutela de la Iglesia Católica o sus ramificaciones.
Éstos pueden clasificarse en ordinarios y especiales, incluyendo en el primer grupo: Metropolitanos y Arzobispales; Episcopales; Capitulares o Catedralicios; Diocesanos; Parroquiales; Monásticos y Conventuales; y de otras instituciones como Universidades, Seminarios, Asociaciones, etc. Como especiales, los Archivos del Tribunal de la Rota, de la Nunciatura y de la Conferencia Episcopal.


Nota: Les adjuntamos un enlace de gran interes referente a este tema:

Bibliografía:
TAMAYO. A., 1996: Archivística, Diplomática y Sigilografía, Cátedra, Madrid.


viernes, 26 de septiembre de 2014

Vuelta al trabajo

Estimados lectores, una vez finalizado el período estival, vuelve la actividad al ACM. Continuamos con nuestro proyecto de inventarización de la documentación, con Don Jesús Belmonte y Don Francisco Marsilla a la cabeza.
El horario de consultas sigue inalterable para que cualquier investigador o interesado quiera acercarse. Además, este año habrá novedades en La Torre de la Catedral; os iremos informando.