Traductor

lunes, 29 de diciembre de 2014

Blog de interés

Estimados lectores, aquí os enlazamos un interesante blog sobre patrimonio. Aporta una nueva visión muy creativa. Os lo recomendamos vivamente.



Estilo de la Navidad

No todos los documentos datados por la era cristiana (método de datación explicado anteriormente en este blog) hacen coincidir el comienzo del año en la misma fecha. El estilo de la Navidad (anno a nativitate, anno nativitatis) es también llamado "estilo romano", por haber sido usado en la cancillería pontificia. El comienzo del año se hace coincidir con el nacimiento de Cristo, esto es, el 25 de Diciembre. Las datas coinciden, hasta el 24 de diciembre, con el estilo de la Circuncisión (que explicaremos la semana que viene), pero desde el día 25 al 31 de diciembre hay que añadir un año más.
Fue empleado este estilo desde el Imperio Carolino hasta el inicio de la Edad Moderna. En España su uso fue frecuente, sobre todo en la documentación aragonesa de los siglo XIV y XV.


lunes, 22 de diciembre de 2014

Contrasello y subsello

Debido a que ha sido relativamente fácil falsificar desde antiguo el instrumento con que se aplicaba y estampaba el sello, se tomaron algunas precauciones para evitarlo. Por ejemplo, fue costumbre destruir los sellos personales al fallecer su titular, sobre todo los sellos reales; en las Partidas y otros textos legales se establecieron penas para los falsificadores; se exigía rigurosa selección de las personas depositarias de los sellos, y también fue muy frecuente el uso del contrasello y del subsello.
El contrasello era un sello menor, más pequeño, que se improntaba en el reverso de un sello principal. Podían uno y otro pertenecer al mismo titular, pero a veces, el contrasello pertenecía a otra persona cuyo concurso se requería para garantizar y reforzar la autoridad del sello principal, de igual forma que la persona titular del contrasello garantizaba a la persona titular del sello principal.
Cuando, con el mismo propósito, se unía al sello principal otro menor colgado debajo en un mismo soporte, este sello menor se denominaba subsello (en ocasiones se colgaban varios, unos a continuación de otros).

Sello y contrasello de Don Arderico, durante su episcopado en Palencia.


lunes, 15 de diciembre de 2014

Interesante blog

Estimados lectores, os recomendamos este blog, en continua formación y actualización, obra de un estudiante del grado en historia de la Universidad de Murcia, creado con el objetivo de aplicar las TIC a la difusión del patrimonio histórico, en este caso de Caravaca de la Cruz.

Aquí os dejamos el enlace:



Era del pontificado

Los primeros pontífices de la historia fechaban la documentación según la era de los cónsules y los emperadores romanos. Pero, a partir del pontificado de Adriano I, la cancillería pontificia empezó a datar los documentos por el año del pontificado, cuyo comienzo es el día de consagración de los papas. Para la documentación emitida desde el día de la elección al de la consagración, se emplea la fórmula: "suscepti a nobis apostolatus officcii anno I".
En la reforma del Papa Adriano I, y en la fórmula cronológica adoptada: "regnante Deo et salvatore nostro Jesu Christo cum Deo parte et Spiritu Sancto", se ha visto un claro significado político, ya que explicita la dependencia del Papa únicamente de Dios.
Por analogía con la era del pontificado, se encuentra en algunos documentos religiosos y en otros civiles, cuya fecha está hecha tomando como punto de inicio la consagración y el inicio del mandato de los obispos o la toma de posesión del poder civil.


martes, 9 de diciembre de 2014

Las tintas

Para fijar la escritura al soporte pueden utilizarse varios sistemas pero, en la Diplomática documental, éste ha sido, desde el Medievo, salvo para signos especiales, la tinta.
Ésta es una mezcla de un colorante en un disolvente y un aglutinante (como goma vegetal, miel, clara de huevo o aceite), a la que se le añade algún ácido para que actúe como "mordiente" y penetre en el soporte, fijándola al mismo. Desde la Edad Media a la actualidad, la tinta más usada ha sido la metaloácida, que utiliza como mordiente sulfato de hierro, lo cual explica muchas de las alteraciones en la conservación que encontramos en los documentos hoy día: taladraduras, aureolas amarillentas, oxidación, entre otros.
A partir de la decimonovena centuria, la gama de tintas se complica, apareciendo una gran variedad que a continuación pasamos a explicar:
  • De sepia: se obtiene del pigmento de un árbol del mismo nombre y tiene un color parduzco y degradable con la luz y el cloro del papel.
  • De anilinas: se obtiene a partir de grasa vegetal oxidada.
  • De ácido acético: se empleaba para la máquina de escribir y se constituía de agua y acohol como disolvente y ácido acético como mordiente, lo cual implica la aparición de aureolas y limita su perdurabilidad.
  • De anilinas semigrasas: se emplean en los bolígrafos desde 1935 y se usa alcohol o acetona como mordiente, repitiéndose los problemas de la tinta de la máquina de escribir.


lunes, 1 de diciembre de 2014

La letra de privilegios

En la Corona de Castilla, para la documentación más solemne, se utilizó entre el siglo XIII y el XVI, la denominada minúscula diplomática o letra de privilegios. Ésta es una derivación de la minúscula libraría para empleos documentales y sus características son:
  •  Ausencia de angulosidad.
  • Alargamiento de los astiles en relación con el cuerpo de las letras.
  • Prolongación de los caídos hacia la izquierda, con poca naturalidad, aunque no siempre.
  • Las letras suelen estar bien separadas entre sí, salvo cuando tiene lugar la unión de las curvas contrapuestas.
En lo que respecta a las formas de las letras más características destacar:
  • La a tiene un capelo poco pronunciado.
  • La c diferencia bien de la t.
  • La ç se diferencia bien de la z, que al final de palabra adquiere una forma similar a un 5.
  • La g tiene el ojo superior cerrado y tiende a cerrar el caído.
  • La d adopta una forma uncial.
  • Para el valor doble de la r se emplea la R.
  • La s alta, utilizada en posición inicial y media, no baja de la caja de escritura, mientras que al final de palabra se emplea la de doble curva.



lunes, 24 de noviembre de 2014

Privilegio Rodado

Con motivo de la reciente recuperación de numerosos documentos de época medieval y moderna por la Guardia Civil, en esta entrada vamos a analizar y explicar uno de los más solemnes de entre los recuperados, el Privilegio Rodado.
El privilegio rodado o solemne es un tipo documental de origen carolino que, a partir del reinado de Doña Urraca (1109-1126) y hasta el siglo XIV, se establece, junto a otros tipos documentales, como el modelo a seguir por la monarquía castellana en la promulgación de privilegios y mercedes, concesión de exenciones, franquicias, protección real, etc. El privilegio rodado se caracteriza por estar escrito en pergamino apaisado, por su perfección retórica, gráfica (letra cancilleresca) y plástica (crismones con anagramas litúrgicos: Christus, Christus alpha et omega, y signo rodado pontificio, real, episcopal) y que dan origen a tipos documentales y estilos gráficos que ennoblecen determinados modelos, como acontece con la letra de privilegios y los privilegios rodados. Tienen todas las partes externas (anagramas, signos cuadrados o redondos) e internas en los documentos solemnes, redactadas conforme a las normas retoricas: invocaciones monogramáticas o verbales, intitulaciones reales solemnes del soberano con consorte e hijos y enumeración de reinos y señoríos (expresión de dominio), dirección personal o institucional, notificación universal, exordios moralizantes, narraciones conducentes al dispositivo que expresa la soberanía real, clausulas civiles y económicas, roboración, suscripciones por orden jerárquico (dos columnas de prelados y nobles confirmantes con sus títulos, que flanquean el signo real), en las que figuran gradualmente oficiales de la corte, cancilleres y notarios.
Les dejamos una imagen para que puedan observar mejor esos signos externos:




domingo, 23 de noviembre de 2014

Recuperan documentos robados de época medieval y moderna

Estimados lectores, nos hacemos eco de una noticia que llevábamos tiempo esperando saliera a la luz. Estamos agradecidos al Profesor Don Francisco Marsilla de Pascual, de la Universidad de Murcia, por su labor y lucha para la recuperación de estos y otros documentos que, por diferentes razones, ya no se encuentran entre nuestros fondos. A su inestimable habilidad para la educación universitaria se le suma su gran calidad humana y su afán porque cada Archivo recupere y custodia aquello que, por derecho, le corresponde. También queremos agradecer a la Guardia Civil y, en especial, a la brigada encargada de los delitos contra el patrimonio, su rápida actuación en este asunto.

Aquí os dejamos el enlace de la noticia:



lunes, 17 de noviembre de 2014

El calendario gregoriano

Recibe este nombre en honor al papa Gregorio XIII, quien, el 24 de febrero de 1582, mediante la bula inter gravissimas (y tras de numerosos estudios de una comisión científica formada en el Concilio de Trento), corrigió la duración del año solar en el calendario juliano con respecto al año trópico[1].
En el Concilio de Constanza (1417), en el de Basilea (1434-1437), en el V Concilio de Letrán (1512-1517) y en el Concilio de Trento (1543-1563) se estudió la reforma del calendario juliano. No obstante, es en el último cuando se nombró una comisión de doctas personas, presididas por el cardenal bibliotecario Guillermo Sirleto, encargada de examinar los trabajos científicos del Concilio Lateranense y corregir el calendario juliano en aquello que fuese necesario.
La duración del año juliano es de 365,25 días, mientras que la del año trópico es de 365.2422 días. Esta diferencia anual equivale a 11 minutos y 14 segundos que, en cuatrocientos años, según los años julianos, se convierten en tres días en los comienzos astronómicos de las estaciones. Este error fue detectado en el Concilio de Nicea (325), donde se establece de forma fija la fecha del equinoccio de primavera en el 21 de marzo (25 de marzo en el calendario juliano), porque sirve para delimitar la Pascua, aunque, al no corregirse en dicho concilio la precisión de los equinoccios, el calendario llevaba el adelanto anual citado. Desde el año 325 hasta 1582 habían transcurrido 1257 años (9 días, 19 horas, 20 minutos y 10 segundos de adelanto).
La reforma de Gregorio XIII consistió en suprimir esos diez días en el calendario, pasando del 4 al 15 de octubre de dicho mes. Para evitar futuros errores, reformó el ciclo solar, que comienza en 1601 y concluye en el año 2000. La nueva norma de los años bisiestos se formuló de la siguiente forma y manera: la duración básica del año es de 365 días pero, serán bisiestos (tendrán 366 días) aquellos años cuyas dos ultimas cifras sean divisibles por 4, exceptuando los múltiplos de 100 (1700, 1800, 1900....), de los se exceptúan, a su vez, aquellos que también sean divisibles por 400 (1600, 200, 2400...., que serán bisiestos).
La propagación de esta reforma no fue sencilla, debido a causas religiosas y políticas. En los países católicos fue implantada paulatinamente, mientras que en los estados protestantes la aceptación no llega hasta la primera mitad del siglo XVIII.






[1] El año trópico, año solar o año tropical: tiempo transcurrido entre dos pasos sucesivos del Sol por el equinoccio medio. En otras palabras, tiempo de Primavera a Primavera por ejemplo. Referencia: equinoccio vernal. Las civilizaciones Mesopotámica y Egipcia lograron unos valores muy aproximados al real para el año trópico, sobre todo considerando la escasez de medios de la época.


domingo, 16 de noviembre de 2014

¡Efeméride!

Queridos y estimados lectores y seguidores, hoy estamos de enhorabuena pues hemos alcanzado las 2000 visitas en éste, nuestro blog. Desde el ACM os agradecemos que nos sigáis y os animamos a que continuéis haciéndolo. Por nuestra parte, seguiremos intentando desvelaros todas aquellas facetas dentro del mundo de los archivos que aún siguen a la espera de ser reveladas; además, os contaremos anécdotas, secretos y, por supuesto, novedades que vayan surgiendo.

Gracias de nuevo por vuestro apoyo y confianza depositada.

Un saludo.


lunes, 10 de noviembre de 2014

El calendario romano

El primitivo calendario romano, atribuido a Rómulo, es de origen lunar. El año comenzaba en Marzo y constaba de 304 días, divididos en diez meses de 30 o 31 días. Éste fue reformado por Numa Pompilio: añadió dos meses finales, situados después de diciembre (enero y febrero); y varió la duración de los meses, asignando 28 días a Febrero, 31 a Marzo, Mayo, Julio y Octubre, y 29 a Enero, Abril, Junio, Agosto, Septiembre, Noviembre y Diciembre. Para ajustar este nuevo calendario al ciclo lunar y solar, se intercaló un nuevo mes (mercedonius), entre el 23 y 24 de febrero, cada dos años, con 22 o 23 días. Con esta corrección, quedaba un año cíclico con una duración media de 366 días y medio.
La ultima reforma afectó al inicio del año: en el año 153 a.C. se fijó el 1 de enero la entrada en funcionamiento de los nuevos cónsules elegidos para cada año (esto provocará que el comienzo del año se traslade de Marzo a ésta fecha).
En el año 45 a.C., Julio César y el astrónomo alejandrino Sosígenes reformaron el calendario de Numa Pompilio, dando lugar al calendario solar juliano, cuya duración común sería de 365 días y 6 horas exactas. La reforma se orientó a: suprimir el mes mercedonius, agregando, en su lugar, al año lunar 10 días; a colocar invariablemente el equinoccio de primavera el 25 de Marzo; al cambio del nombre de algunos meses y, por ulimo, a intercalar cada 4 años, entre el 23 y 24 de febrero, un día que se llamó bisiesto (bis sextus), porque el 24 de febrero es la sexta kalenda de Marzo. De este modo, el año bisiesto (annus bissextilis) pasó a tener 366 días, resultando bisiestos todos los años divisibles por 4.


lunes, 3 de noviembre de 2014

Era hispánica

Las eras son períodos indeterminados de tiempo de los que conocemos únicamente el inicio, su única limitación, no el final. Esta limitación se refiere siempre a un acontecimiento importante de carácter religioso o político. Por tanto, las eras son el punto de partida cuyo fin es la medición de los años, numerados a partir de dicho acontecimiento.
La era hispánica, uno de los muchos métodos de datación en la antigüedad, recibe este nombre porque, en la documentación de los estados peninsulares y de la Francia meridional, se emplea durante la Edad Media un cómputo distinto a la era cristiana (la que seguimos actualmente). El comienzo de la era hispánica se sitúa el 1 de enero del año 38 a.C. Aunque su origen es bastante incierto, la opinión mas generalizada es aquella que relaciona esta data con la conquista y pacificación de la Península Ibérica por los romanos, cuyo final se establece en el año 716 de Roma.
Desde el siglo III la era hispánica aparece en epígrafes en la zona astur-cantábrica, aunque su momento de mayor difusión se da con la documentación del periodo medieval. Se introduce en la documentación mediante la formula "era, in era, o sub era", seguida del año, que puede ir en numeración romana. Para conocer su correspondencia con la era cristiana se le restan 38 años a la data del texto.
Su vigencia fue distinta en cada uno de los estados peninsulares: en Portugal deja de usarse en el siglo XV, bajo el reinado de Juan I; en la documentación privada Navarra también llega a esta centuria, no obstante, en la documentación publica deja de utilizarse mucho antes; en el Reino de Aragón, Pedro IV prohibió su utilización desde el año 1350, con la excepción de Valencia, que continuo hasta 1358; y, en el Reino de Castilla y León, la era hispánica fue abolida en las Cortes de Segovia de 1383 y confirmada en las de Valladolid de 1385, durante el reinado de Juan I de Castilla.


Un nuevo récord

Estimados lectores, es una gran satisfacción para nosotros comunicaros que, la semana pasada, alcanzamos los 10000 registros en la base de datos, es decir, que seguimos avanzando en nuestra labor de indición e inventarización de los fondos documentales del ACM. Lo compartimos con todos vosotros y os animamos a que nos visitéis.

Os seguiremos informando.


martes, 28 de octubre de 2014

Antifonarios

El antifonario (del latín antiphonarium, antiphonarius, antiphonarius liber, antiphonale y éste del griego antíphonon, antiphon, antiphone, anthem) era el libro litúrgico de los ritos latinos de la Iglesia católica que recoge las antífonas de todo el año, dispuestas según el orden del calendario, entre las que se intercalaban oportunamente las de las solemnidades y fiestas.
En apéndice se unían los cantos de comunes de santos y de solemnidades votivas y las colecciones para la celebración de los domingos de cotidiano. La antífona es un breve pasaje, tomado por lo común de la Sagrada Escritura, que se canta o reza antes y después de los salmos y de los cánticos en las horas canónicas y guarda relación con el oficio propio del día.
A partir de Luis el Piadoso, pasó a formar parte de los libros reglamentarios de los sacerdotes católicos y, más tarde, identificará al libro que contiene los cantos del coro.
A continuación les mostramos algunas imágenes:




Para concluir la entrada de hoy, les adjuntamos una web que trata profundamente la cuestión que hoy aquí tratamos:





lunes, 20 de octubre de 2014

Instrumentos de descripción archivística (III)

El último de los instrumentos de descripción archivística que vamos a tratar es el Catálogo. Un catálogo describe la pieza documental individualizada, ya sea un documento suelto o esté formado por uno o varios folios sueltos, ya sea unidad archivística (esto es, documentación administrativa, documentación judicial o documentación agrupada por versar sobre una misma materia), o bien, códices o libros manuscritos.
Los datos que deben ser publicitados y cuyo conocimiento se antoja imprescindible para la consulta de los fondos documentales, se recogen en fichas catalográficas, las cuales ordenadas, forman este catálogo documental.

Éste contiene fichas descriptivas de documentos y unidades archivísticas integradas en series normales (esto es, series formadas conforme a la procedencia de los documentos o unidades que las forman) y fichas descriptivas de documentos o unidades pertenecientes a series formadas siguiendo criterios archivísticos por conveniencia de uso y conservación. Estas series facticias, normalmente son las constituidas por mapas, planos, dibujos y grabados, y por sellos de autenticación documental.


lunes, 13 de octubre de 2014

Instrumentos de descripción archivística (II)

El segundo instrumento de descripción archivística es el inventario, una relación sistemática de las distintas agrupaciones documentales que se conservan en el Archivo. Su alcance se circunscribe a esas agrupaciones sin detallar las piezas documentales, no obstante, si se estima oportuno, puede realizarse, pero nunca con el detalle único de las descripciones calcográficas.
A la hora de redactar el inventario conviene que éste se ajuste a la organización del Archivo al describir las agrupaciones o series que componen cada una de sus secciones. Los datos que deben recogerse en el inventario son:
  • Entrada descriptiva: tipo diplomático y tradición documental, autor, destinatario y materia de que trata el documento.
  • La signatura de la unidad de instalación (legajo, carpeta o caja) donde se depositen las series.
  • Las fechas límites de las mismas.

Al escribir la entrada descriptiva, es conveniente usar la nomenclatura diplomática, no la judicial (real cedula, provisión real, albalá, etc.), y conviene tener en cuenta que, cuando se trate de unidades archivísticas, se conocen con este nombre los expedientes administrativos (conjunto de documentos de un proceso administrativo); los testimonios de autos o expedientes judiciales, (conjunto de documentos de un proceso judicial) y los documentos agrupados por referirse a la misma materia, sin integrar proceso alguno.
Se antoja necesario precisar si son documentos originales o copias (indicando que clase de copia). Se consigna el autor o autores y el destinatario o destinatarios (intitulación y dirección diplomática), y la materia o denominación genérica de los documentos.
En lo que concierne a las fechas límites, se indican la primera y la última de los documentos principales de la serie.
En el supuesto de que en el Archivo haya una organización anterior pero sea necesario reinventariar (es el caso de nuestro ACM), es principio general no prescindir de aquella organización y adaptarla a los principios archivísticos actuales, para lo cual será necesario revisar previamente el contenido de las series formadas conforme a esa organización anterior y hacer la labor de agrupación y reagrupación que exija el nuevo inventario.
Para concluir, cuando el Archivo tiene las series abiertas, por ser Archivo de carácter administrativo, vivo y en formación, debe el inventario ser abierto y se ha de ir redactando periódicamente, utilizando las hojas con que los remite el organismo de donde proceden los documentos.


lunes, 6 de octubre de 2014

Intrumentos de descripción archivística (I)

Los medios de publicidad de los que dispone un Archivo se refieren al Archivo como institución y servicio, a las agrupaciones de documentos que conserva y a los documentos en sí mismos. Al Archivo como tal se refieren las guías; a las series documentales, los inventarios, y a los documentos, los catálogos. Como cada uno de estos medios pretender dar a conocer su contenido describiéndolo, se les denomina Instrumentos de descripción archivística: la guía describe el Archivo, el inventario las series, y el catalogo los documentos.
La guía es el medio de publicidad y descripción que de ordinario hace uso el Archivo. Ofrece una panorámica general de él, poniendo al alcance datos de interés referentes a la propia institución, tales como creación, historia, servicio, etc., y, junto a estos, una información general de los fondos que conserva, a través de la enumeración y descripción de las diversas secciones en que su organización se estructura.
Encontramos guías de carácter general o especial. Las de carácter general son las que ofrecen datos de todos los Archivos de un país, de una demarcación territorial o las que recogen la estructura y organización del Archivo. Las de carácter especial publican solamente el contenido de una o varias secciones de las que integran el Archivo.
Como ejemplo de guías de carácter general destacamos la Guía de las Archivos Estatales Españoles, publicada por la Dirección General de Bellas Artes y Archivos del Ministerio de Cultura.
Como ejemplo de guía especial citaremos la Guía de los fondos del Consulado de cargadores a Indias, publicada en Archivo Hispalense por Antonio Heredia Herrera.


domingo, 28 de septiembre de 2014

Los Archivos eclesiásticos

El Archivo se considera como un depósito ordenado y estable de documentos escritos en materiales blandos. Ésta definición exige que este depósito no tenga carácter eventual, sino estable; y que sea ordenado, conforme a un orden determinado. El archivo exige que este orden sea científico por la calidad de las cosas depositadas en él, y por la necesidad de que éstas puedan ser localizadas con prontitud.
Muchos tipos de archivos existen pero hoy nos centraremos en los eclesiásticos, todos aquellos cuya administración es ejercida por una organización religiosa dentro de una determinada jurisdicción. En los países occidentales se trata de aquellos archivos que están bajo la tutela de la Iglesia Católica o sus ramificaciones.
Éstos pueden clasificarse en ordinarios y especiales, incluyendo en el primer grupo: Metropolitanos y Arzobispales; Episcopales; Capitulares o Catedralicios; Diocesanos; Parroquiales; Monásticos y Conventuales; y de otras instituciones como Universidades, Seminarios, Asociaciones, etc. Como especiales, los Archivos del Tribunal de la Rota, de la Nunciatura y de la Conferencia Episcopal.


Nota: Les adjuntamos un enlace de gran interes referente a este tema:

Bibliografía:
TAMAYO. A., 1996: Archivística, Diplomática y Sigilografía, Cátedra, Madrid.


viernes, 26 de septiembre de 2014

Vuelta al trabajo

Estimados lectores, una vez finalizado el período estival, vuelve la actividad al ACM. Continuamos con nuestro proyecto de inventarización de la documentación, con Don Jesús Belmonte y Don Francisco Marsilla a la cabeza.
El horario de consultas sigue inalterable para que cualquier investigador o interesado quiera acercarse. Además, este año habrá novedades en La Torre de la Catedral; os iremos informando.


viernes, 13 de junio de 2014

Transcripción, transliteración, traducción.

Concepto
Transcribir (Etimológicamente del latín transcribere), en sentido lingüístico, es la representación sistemática de la lengua en forma escrita.
No se debe confundir la transcripción con la transliteración (que trata de reflejar la ortografía original mediante un sistema de escritura diferente) ni con la traducción (que trata de representar el contenido semántico del original).
En la disciplina académica de la lingüística, la transcripción es una parte esencial de la metodología de (entre otras), la fonética, el análisis de la conversación, la dialectología y la sociolingüística. También juega un papel importante en varios subcampos de la tecnología del habla. Los ejemplos más comunes de transcripciones fuera del sentido académico son los procedimientos de las audiencias judiciales, como un juicio penal (por un taquígrafo judicial) o de las notas de voz grabadas de un médico (transcripción médica).
Transcripción fonética y transliteración
La transcripción fonética a un idioma significa escribir con el sistema de caracteres de este idioma el sonido de una palabra de otro idioma de manera aproximada, a diferencia de la transliteración que se basa en reproducir exactamente la escritura (los grafemas) de una lengua con los grafemas de la otra (por ejemplo, transcribir un texto cirílico al inglés). La transcripción trata de representar fielmente los fonemas o sonidos de una lengua en la otra, mientras que la transliteración sólo los grafemas.


jueves, 5 de junio de 2014

miércoles, 28 de mayo de 2014

Grandes encuadernaciones en las Bibliotecas Reales

Estimados lectores, el Patrimonio Nacional presenta en el Palacio Real de Madrid una muestra en la que se exponen más de 450 piezas precedentes de las Colecciones Reales, en la que encontramos las encuadernaciones más importantes. Mª Luisa López-Vidriero, Directora de la Biblioteca del Palacio Real, nos cuenta los detalles de la exposición. Aquí les dejamos el enlace.



miércoles, 30 de abril de 2014

Liofilización documental

Consiste en congelar rápidamente los documentos o libros afectados para reducir la distorsión física y la contaminación biológica, deteniendo, al mismo tiempo el sangrado de pigmentos y tintas fugitivos,. Es un método que se aplica cuando el desastre es masivo, ante la imposibilidad humana de tratar manualmente y con rapidez cientos de miles de documentos. Los materiales afectados deben colocarse en congeladores lo más pronto posible después de ocurrido el daño por agua (Congelación con temperaturas de 10 a 40 grados Fahrenheit para reducir la distorsión y facilitar el secado). Una vez congelados los documentos, evitamos la proliferación de bacterias, la contaminación microbiana, la degradación química y la unión de las celulosas que hacen que un legajo o un libro se conviertan en verdaderos bloques de hormigón sin posibilidad alguna de restauración. Una vez paralizados los procesos destructivos del documento, por congelación, procederemos a la descongelación paulatina e individualizada de cada documento y aplicaremos la metodología adecuada para su total restablecimiento.


El deterioro de la memoria histórica

Queridos lectores, a continuación les dejamos un enlace a un artículo de un blog, de bastante interés y mucha actualidad. Esperamos que lo disfruten:

El deterioro de la memoria histórica: lápiz, guantes y delicadeza.


lunes, 21 de abril de 2014

Sello de plomo

El uso del sello metálico, y en concreto del de plomo, con la misión de autentificar un texto, garantizar su secreto, cobrar un impuesto comercial, marca de propiedad etc....,era muy común en la zona oriental del Imperio Romano, y su sucesor, el Imperio Bizantino mantuvo y aumentó su utilización desde el siglo VI hasta el XIII. En la Edad Media la función primordial era la de autentificar documentos, finalidad que recoge Alfonso X el Sabio en Las Partidas. El sello de plomo se prefirió a la cera en Privilegios y concesiones de carácter permanente por su mayor durabilidad.
Este sello, llamado también Bula (por la forma de bola que tiene el sello de plomo en la matriz) para los documentos oficiales papales, se convirtió en el sello característico de la cancillería Pontificia. Los reyes de Castilla lo utilizaron desde el último cuarto del siglo XII, y algo después también los de León y de Aragón. No se conocía, sin embargo, en la cancillería Navarra.

Son siempre circulares los grandes sellos reales, en tanto que los de arzobispos y obispos adoptan la forma biojival o en naveta, similar a la mandorla que rodea las imágenes sagradas del arte paleocristiano.




sábado, 12 de abril de 2014

Insectos Bibliófagos

Con más de 10 millones de especies, la clase de los insectos es una de las más diversas del planeta. Aparte de los hábitats silvestres, han sido capaces de colonizar nuestras propias casas y competir por nuestros recursos, llegando a grados sorprendentes de especialización. Así, algunas especies han podido adaptarse a consumir recursos tan pobres en alimento como el papel, con lo que se han convertido en temibles plagas de archivos y bibliotecas.
Es cierto que las especies de insectos bibliófagos son escasas, pero esas pocas especies pueden resultar eficaces destructoras de tesoros patrimoniales, si no se les presta la debida atención. De entre ellas destaca la carcoma "Nicobium castaneum", cuya larva excava galerías sinuosas muy aparentes en libros y legajos. Los verdaderos especialistas en comer cuero de las encuadernaciones son, sin embargo, los pequeños pero temibles escarabajos de la familia de los desmétidos. Compañeros de las carcomas, y también amantes de consumir papel, son los pececillos de plata "Lepisma saccharina". En lugar de excavar galerías, consumen la superficie del papel en una extensión más o menos amplia, hasta atravesar la hoja y acceder a la siguiente.
Los insectos bibliófagos son enemigos que no debemos menospreciar. Para nuestra desgracia, prefieren el buen papel artesanal poco tratado industrialmente, como el usado en los documentos más antiguos y valiosos. Conviene pues no bajar la guardia, nuestro rico e insustituible patrimonio documental lo merece de sobras.


(Archivo histórico diocesano de Santander)


jueves, 10 de abril de 2014

Estimados lectores, nos ha parecido oportuno publicar esta entrada para celebrar que ya hemos recibido más de mil visitas. Es un autentico placer ver que todo aquello que compartimos es apreciado por todos vosotros. Esperamos que sigáis confiando en nosotros y sumemos muchas visitas más.
Por nuestra parte, seguiremos trabajando para satisfaceros.
Un saludo cordial y afectuoso.


viernes, 4 de abril de 2014

Tintas Metaloácidas

Se denominan tintas metaloácidas a todas las que en su composición participan metales y otras sustancias que al reaccionar entre sí producen ácidos, siendo éstos, los causantes de la destrucción de muchos manuscritos y mapas realizados sobre papel, principalmente en el período comprendido entre los años 1400 y 1850, y según parece, su utilización fué solo en Occidente. A las primitivas tintas fabricadas con carbón y goma arábica como aglutinante y vino o vinagre como disolvente, por ser poco permanentes, se les añadió Sulfato Ferroso, el cual se transformaba en Sulfato Básico de Hierro y varios óxidos de Hierro, actuando como mordiente, fijando la tinta al papel. Estas tintas llamadas ENCAUSTUM en la Edad Media y hoy en día METALOÁCIDAS forman parte de la larga lista de factores intrínsecos del documento de archivo responsables de su deterioro, aunque hay que reconocer que gracias a ella, hoy disponemos de grandes fondos manuscritos, testigos vivos de nuestra historia.




martes, 1 de abril de 2014

El Arca de tres llaves

Desde la época de los Reyes Católicos y siguiendo una costumbre medieval, en municipios de Castilla existía el "Arca de Privilegios" también llamada arca de tres llaves. En la Pragmática de 9 de junio de 1500 se disponía " la obligación de los Corregidores a hacer casas de Concejo y cárcel do no la hubiere y arca en que se custodien los privilegios y escrituras y los libros de leyes del Reyno". Este sistema obligaba a los ayuntamientos y concejos a tener un arca destinada a Archivo y a efectuar inventarios de los documentos en ella depositados. Debían reunirse el alcalde, uno de los regidores y el escribano del Concejo, y los tres, cada uno con su llave y por riguroso orden, abrían las tres cerraduras que destapaban los papeles fundamentales para la vida local: Privilegios Reales, Fueros, Pragmáticas, Reales Órdenes, Cuentas de Propios,.....la vida escrita de la comunidad: la fe pública de sus derechos, de sus bienes, de su vida.




El "Padre Nuestro" más antiguo

Estimados lectores, a continuación les dejamos un enlace con la información referente a una exposición que se hará del 2 de abril al 22 de junio, en las galeías del Brazo de Carlo Magno del Vaticano, en la que se presentará la muestra del "Verbum Domini II":




viernes, 28 de febrero de 2014

El papel de los Archivos en la defensa de los Derechos Humanos y la Memoria Histórica

Estimados lectores, queremos llamar su atención sobre unas jornadas sobre “El papel de los Archivos en la defensa de los Derechos Humanos y la Memoria Histórica".  El acto se celebrará en la Escuela Julián Besteiro (Azcona, 53 de Madrid) organizado por la Fundación 1º de Mayo, Fundación Largo Caballero, ANABAD y Plataforma Comisión de la Verdad. La presentación de las jornadas corre a cargo de Rodolfo Benito, Almudena Asenjo y Miguel Ángel Gacho Santamaría; la conferencia inaugural la impartirá Federico Mayor Zaragoza. A continuación les dejamos el enlace con la información:

jueves, 20 de febrero de 2014

El Códice de Roda

Estimados lectores, a continuación les dejamos un enlace con la historia del Códice de Roda. Es de una lectura amena e interesante:

sábado, 15 de febrero de 2014

El libro Becerro de Jhon de Brondeville

Estimados lectores, este mes el Museo de la Catedral de Murcia ofrece una serie de conferencias sobre "El libro Becerro de Jhon de Brondeville". De todas las que se van a celebrar queremos llamar su atención sobre la que tendrá lugar el día 19 de febrero, en la segunda planta del Museo de la Catedral, a las 19:30 horas, denominada "La escritura en la Catedral de Murcia: el libro becerro de Jhon de Brondeville", impartida por el profesor Don Francisco Reyes Marsilla de Pascual.
Les animamos a que no se la pierdan.



¿Qué se espera hoy de los archiveros?

Estimados lectores, os remitimos a un interesante artículo sobre cuáles deben ser las tareas que un buen archivero debe desarrollar y cuáles son las disciplinas primarias y secundarias sobre las que debe apoyarse también:

¿Qué se espera hoy de los archiveros?

lunes, 10 de febrero de 2014

Próxima apertura de la página web del Archivo

Estimados lectores, les informamos de que se va a inaugurar la página web oficial del Archivo Catedralicio de la Diócesis de Cartagena. Es la culminación del trabajo de  D. Francisco Reyes Marsilla de Pascual y el personal auxiliar y técnico del Archivo, fruto de la ilusión y el esfuerzo.

Les comunicaremos tan pronto se encuentre operativa.




martes, 4 de febrero de 2014

Numismática Medieval

EL SOBRE "ESCRITO" Y EL SOBRE "HECHO"

En el siglo XIX se produce la progresiva desaparición del sobre "escrito" (plegado para cerrar sobre sí misma la carta donde iba la dirección), apareciendo el sobre "hecho", en forma de bolsa o envoltorio.
Os dejamos una carta comercial de Joseph Kerschner y Compañía a Pickman y Compañía haciendo un pedido de loza y aconsejando sobre el embalaje del mismo (12, febrero, 1824. Málaga). En ella se puede apreciar como se escribía la carta, se doblaba el papel sobre sí mismo y, una vez plegado, se ponía el nombre del destinatario en una de las caras exteriores.

(Información e imagen aportadas por el Archivo Histórico Provincial de Sevilla)


viernes, 31 de enero de 2014

miércoles, 29 de enero de 2014

Jerarquía Católica

Les dejamos un enlace, en italiano, con la lista de cargos que pueden ostentarse dentro de la Iglesia Católica:

Gerarchia Cattolica

Además, les indicamos otro enlace, este en inglés, en donde se detalla la información actual e histórica de la Iglesia Católica:

The Hierarchy of the Catholic Church


Diccionario de abreviaturas

Recomendamos vivamente este diccionario, elaborado por A.Cappelli:

Diccionario de abreviaturas italianas y latinas


Paleografía Latina

A continuación, les dejamos un enlace con el Manual de Juan José Marcos, profesor de Latín y Griego en Plasencia, Cáceres.
Muy recomendable para aquellos que empiezan a estudiar Paleografía:

Fuentes para Paleografía Latina


La Grafología

Dejamos este enlace interesante sobre la Grafología:

Grafología


Además, les enlazamos con una página web relacionada también con esta disciplina:

La escritura refleja tu personalidad


Proceso de fabriación de un pergamino

Dejamos aquí un enlace con un interesante vídeo sobre cómo se fabricaban los pergaminos en la antigüedad:

El Pergamino



El "Scriptorium"

Les dejamos un enlace muy somero sobre "El Scriptorium":

Scriptorium



miércoles, 22 de enero de 2014

Fotos

Así están instalados los documentos:








Algunos de los documentos más solemnes:







El Archivo muscial, ubicado en el tercer cuerpo de la torre:












Herramientas CAD al servicio de la arqueología

El CAD en los sistemas de documentación
Sistemas de documentación planimétrica:
  • Dibujo tradicional in situ: dibujo con triangulación, dibujo con marcos cuadriculados, dibujo a partir de un eje. Croquis: Scanner.
  • Topografía: estación total GPS.
Información  CAD  y registro arqueológico
Se dibuja a través de los dibujos de campo; Éste da una determinada escala.

Analogías: proceso arqueológico y CAD
La arqueología trata de excavar diferentes capas históricas. El CAD, tiene un sistema de funcionamiento parecido.

El entorno CAD: espacio, modelo y espacio papel
Tiene barra de herramientas, iconos, el espacio modelo y una barra de comandos con las propiedades de cada objeto.
El espacio papel son las representaciones para sacar los planos.

La organización del trabajo en CAD: las capas
Capas de dibujo, capas de cotas y capas de estratos.

Las referencias a objetos en CAD
Como el espacio del AutoCAD no es limitado, es infinito.

Imágenes y CAD
Se escanean planos y dibujos de épocas anteriores y se comparan con los dibujos y planos actuales.

Algunas posibilidades después del CAD
El CAD también es un programa de modelado.


Las TIC y el Patrimonio

Las TIC, siglas de Tecnología de la Información y Comunicación, son aquellas herramientas teórico-conceptuales, soportes y canales que procesan, almacenan, sintetizan y recuperan la información. Su objetivo no es otro que la comunicación y transmisión de información, ahora a nivel global gracias a internet, sin contacto físico.
Su desarrollo ha permitido que se extienda a todas la áreas científicas, incluida la Historia. Para ésta, las TIC han permitido la divulgación de la Historia a un publico no siempre especializado, pero con deseos de aprender. Además, las TIC permiten que la investigación sea mas sencilla, pues los historiadores pueden acceder a listados bibliográficos o documentos digitalizados.

Las TIC y el Patrimonio
Las nuevas tecnologías son herramientas que, aplicadas al Patrimonio, facilitan el alcance de los objetivos a conseguir, ahorrando, sobre otros métodos, costes humanos y económicos:
Registrar el patrimonio, porque para que los bienes culturales se conviertan en patrimonio, deben ser conocidos, sistematizándolos por medio de la clasificación. Esta labor resulta más sencilla por medio de bases de datos o sistemas integrados de información, que sean ágiles y de fácil actualización y acceso, que permitan el tratamiento dinámico de los datos.

Realidad aumentada
Revalorizarlo: la intervención por medios virtuales permite el acceso universal sin que el bien sufra ningún deterioro. Digitalizaciones, recreaciones virtuales, tales como se han realizado sobre el patrimonio de la Región de Murcia. Proyectos de realidad aumentada, o reproducciones o reproducciones como la de Altamira.
Comunicarlo y difundirlo: las TIC permiten superar barreras espaciales y culturales e incluso económicas, y favorecen la consulta, la investigación y la contemplación de los bienes.
Promover la participación ciudadana, aprovechando los medios para una comunicación rápida, fácil y universal. Las nuevas tecnologías permiten crear grupos de trabajo, plataformas de propuestas, grupos de opinión… con rapidez, salvando barreras espaciales.
Se avanza hacia la nueva sociedad de museos, bibliotecas, y demás instituciones culturales, híbridas, mezcla de analógica y digital: una sociedad que favorece la difusión global de los bienes y el conocimiento e investigación académica desde cualquier punto.
La Fundación Integra: tiene varios proyectos para la digitalización de contenidos multimedia sobre el patrimono de la Región de Murcia, y su contribución está siendo de inmensa ayuda para generalizar el acceso virtual al mismo.

En definitiva, unir lo divulgativo, lo didáctico y lo lúdico por medio de las nuevas tecnologías para conseguir que el público en general, y sobre todo las nuevas generaciones, se conciencien acerca del patrimonio como una riqueza de todos que hay que valorar y conservar.